Tolo Gili, entre Xisca Mora y Jaume Monserrat. Detrás, otros afiliados que apoyan su candidatura. | Jaume Morey

8

El exalcalde de Artà y actual secretario general del PI, Tolo Gili, optará a presidir el partido regionalista después de que su anterior presidente, Antoni Amengual, dimitiera inesperadamente a mediados de julio por desavenencias con parte de sus compañeros.

Hasta la fecha, la de Gili es la única candidatura presentada. El congreso que deberá elegir a la nueva dirección se ha convocado para el 25 de septiembre. Ha habido contactos para formalizar otra candidatura, pero (cuando menos de momento) no se ha anunciado. La de Gili es la candidatura del sector llamado ‘melianista’, al que Amengual acusó de «deslealtades» al renunciar.

Gili dio a conocer los nombres de los vicepresidentes que propone: Xisca Mora, alcaldesa de Porreres y portavoz del PI en el Consell; y Jaume Monserrat, el alcalde de Felanitx. Los miembros de la ejecutiva se elegirían más adelante. La figura del secretario general desaparecería.

Interrogado sobre la inclusión de personas de otra hipotética candidatura, Gili recordó que en los congresos que el PI ha celebrado jamás ha habido dos propuestas, hasta la fecha, y dijo que «aquí cabe todo el mundo» y «será bienvenido». Defendió también su voluntad de «dejar atrás las disputas».

Como el PNV

Como ya adelantó en una entrevista en este periódico, Gili confirmó que propondrá una modificación de los estatutos para establecer que el presidente de la formación no pueda formar parte de una candidatura institucional. El exalcalde de Artà considera que es más «beneficioso» que el presidente se dedique en exclusiva al partido. Esto es el modelo bicefálico del PNV.

El apoyo de las agrupaciones

Gili escogió la plaza Llorenç Villalonga de Palma para presentar su candidatura. Lo hizo acompañado de los dos vicepresidentes que propone, de Felanitx y de Porreres, y de afiliados y cargos de otras agrupaciones locales. Había miembros de Andratx, de Ariany, de ses Salines, Pollença, Palma (Pep Melià), Marratxí, Alcúdia, Bunyola, Sóller, Artà, Costitx o Llucmajor. En cambio, no había miembros de agrupaciones que se han mantenido neutrales o han expresado su apoyo a Amengual, como Maria, sa Pobla o Manacor.