Platea. En las redes sociales del Teatre Principal colgaron una imagen donde podía apreciarse la gran afluencia de público y el supuesto exceso de aforo durante la función.

28

La Policía Local de Palma ha sancionado al Teatre Principal de Palma por incumplir las medidas COVID. Durante la última función del concierto de Quique González & Toni Brunet, los funcionarios policiales detectaron un claro incumplimiento de las medidas de seguridad y sanitarias. Los técnicos policiales comprobaron que en la zona de platea se estaba superando el aforo permitido. Ante esta situación, levantaron un acta de propuesta de sanción por falta grave. Los hechos sucedieron en la tarde noche del pasado viernes día 30 de julio.

La entrada de los policías no pasó desapercibida. Fueron muchos los espectadores y personal del complejo que se percataron de la llegada de la comitiva policial. Algunos de ellos no dudaron en colgar historias y realizar comentarios por las redes sociales.

Agentes de paisano accedieron al interior de las instalaciones mientras que varios vehículos uniformados aguardaban en la puerta del teatro para dar cobertura a sus compañeros. Una vez dentro, se entrevistaron con los responsables del teatro y todos juntos iniciaron la inspección. La normativa vigente, según fuentes del Govern y publicada en el BOE, establece que el aforo autorizado será de un 70 por ciento. «Al tratarse de un espacio cerrado debe garantizarse la existencia de mínimo un asiento libre entre personas o grupos de personas no convivientes en la misma fila, en el caso de espacios con asientos fijos, y de un metro y medio de distancia entre sillas en el caso de que el espacio no cuente con asientos fijos. Además, se procurará la distancia máxima posible entre los espectadores, inhabilitando las butacas no vendidas, así como las que sea preciso para adecuarse a la limitación de aforo establecido» refleja la norma.

A la entrada policial, se encontraron que el público superaba el 75 por ciento del aforo autorizado. Los responsables del teatro trataron de justificarse alegando que cumplían el 75 por ciento del aforo global, es decir, que la suma de los asientos de platea y palcos juntos no llegaba al máximo fijado por la normativa vigente.

Esta explicación no convenció a la fuerza actuante, que procedió a levantar un acta de sanción. En las redes sociales del propio Teatre Principal de Palma colgaron fotografías que muestran la platea y la gran afluencia de público. Fueron los propios agentes desplazados hasta el edificio cultural quienes tomaron fotografías y las adjuntaron al correspondiente informe policial.

Noticias relacionadas

En los próximos días está previsto que se tramite el expediente sancionador y se proponga el importe de sanción.

En los últimos meses, el Govern balear ha impuesto numerosas sanciones, tanto a empresas como a particulares, por incumplimientos.

La propuesta de sanción más importante fue a los organizadores del polémico concierto de la plaza de toros de Palma. En esa ocasión, el ejecutivo autonómico propuso una multa de 200.00 euros. Así lo anunció la consellera Presidència, Funció Pública i Igualtat, Mercedes Garrido en la rueda de prensa posterior a la reunión extraordinaria del Centro de Mando Operativo Integrado (CECOPI) del Plan Territorial de Protección Civil de Baleares.

El primero de los conciertos que se celebró el día 15 de junio. Agentes de la Patrulla Verde de la Policía Local de Palma, acompañados por varios inspectores de la Conselleria de Turisme del Govern balear, irrumpieron en la plaza de toros de Palma y sancionaron duramente a los organizadores de un festival de estudiantes de Erasmus.

Hacía días que se venía anunciando un RFB Music ‘Erasmus’ programado para dos fechas: los días 15 y 20 de junio de 2021. Ídolos de las masas juveniles como Aina Da Silva, Jeipy, Maikel de la Calle, etc. integraban un programa musical dirigido a chicos y chicas, muchos de ellos menores de edad, que estaban pasando sus vacaciones en la Isla. El concierto acabó con miles de contagiados.