La Agencia de Estrategia Turística gestionará las grandes ferias internacionales como Fitur, Berlín y la World Travel Market. | Pep Verger

6

El Consell de Mallorca recibirá 70 trabajadores de la Conselleria de Industria i Turisme por asumir en enero las competencias en materia de ordenación e inspección turística. La institución que preside Catalina Cladera cerrará así el proceso de transferencias en materia turística iniciada por el Govern en la pasada legislatura.

Gran parte de estos trabajadores serán inspectores, arquitectos, personal cualificado y técnicos en ordenación turística.

La comisión mixta de transferencias de competencias se reunió a finales de julio para concretar los plazos, tras aprobar el 21 de junio el Consell de Govern el inicio del expediente. El objetivo es que entre enero y marzo de 2022 se proceda a la realización efectiva de la transferencias.

Desde el Consell apuntan que con esta nueva competencia «se asume, entre otros aspectos, todo lo que es la inspección y cuantía de las sanciones, la ordenación turística y también el Consorcio de la Bolsa de Plazas Turísticas».

Con estas competencia, la institución insular asume todo el control de la actividad turística en Mallorca, salvo el de la promoción en las tres grandes ferias internacionales: Fitur, ITB-Berlín y World Travel Market de Londres.

La razón, según la Agencia de Estrategia Turística de les Illes Balears (AETIB), es que Turespaña, por operatividad, necesita hablar con un solo interlocutor en cada comunidad autónoma para evitar disfunciones y concurrencias entre instituciones y ofrecer así una imagen cohesionada.

La AETIB, asimismo, tendrá como principales funciones a partir de ahora el encargarse del cobro del Impuesto de Turismo Sostenible (la ecotasa), el apoyo promocional en las grandes ferias turísticas, la creación de clubes de productos y segmentos estratégicos, así como todos los programas de sostenibilidad turística, comárketing y los proyectos de calidad del SICTE.

El número total de trabajadores con los que dispondrá la AETIB a partir de ahora llega al medio centenar para hacerse cargo de las labores relacionadas con la estrategia turística a nivel de todas las Islas.

El Consell de Mallorca era la única institución insular que no tenía asumida hasta la fecha las competencias en materia de ordenación turística, ya que Eivissa, Menorca y Formentera ya las tienen.

La institución siempre las ha reclamado en pasadas legislaturas a los diferentes gobiernos autonómicos, por considerar que son claves para marcar la política turística en Mallorca, así como el desarrollo de toda la oferta vacacional.