7

Desde el Frente Obrero de Mallorca han calificado este viernes de «oportunista» la intervención de Gloria Santiago en la que criticaba el elevado precio del alquiler en Baleares y denunciaba lo difícil que es para los jóvenes independizarse.

La vicepresidenta del Parlament Balear pedía a Pedro Sánchez en la publicación que aprovechase su visita a Mallorca para «además de charlar con el Rey, ponerte en la piel de las personas que vivimos aquí».

Un vídeo que ya ha obtenido la respuesta Iciar Front en nombre del Frente Obrero. En un formato muy parecido al de la política, la portavoz señala: «Ojalá Podemos, tu partido, pudiese gobernar algún día para solucionar los problemas de los trabajadores, poder presionar a Sánchez para solucionar el problema de la vivienda, el de la monarquía parasitaria. Espera un momento, pero es que Podemos ya gobierna en Baleares y en España».

Noticias relacionadas

Aunque Front coincide en que «es indignante que en Baleares tengamos que hacer malabarismos para pagar el alquiler y llegar a final de mes», critica que Podemos se presente como la oposición.

«La realidad es que en los tres primeros meses de 2021 han aumentado un 40% los desahucios, sigue habiendo 120.000 viviendas vacías, en su mayoría, en manos de bancos y fondos buitres», manifiesta en el vídeo. Además, asegura que el partido de Santiago no utiliza su posición para conseguir un cambio en el ámbito de la vivienda: «Bien que presionáis para aprobar una ley trans».

Respecto a la crítica que hace la vicepresidenta del Parlament Balear a la Monarquía, el Frente Obrero recalca que «Podemos estaba en el Gobierno cuando el Rey Emérito se fue a Abu Dabi y vosotros no hacéis más que echarle las culpas a vuestros socios de Gobierno».

Por último, pide a Santiago que dejen ya 'la broma' de que «sois y no sois el gobierno de vendeobreros que se dedica a vivir de pluses y a hacer de leyes que solo sirven para aparentar, porque ni han parado los desahucios, ni han bajado el precio de la vivienda, ni la han hecho más asequible para los trabajadores en Baleares». «Qué cómoda es vuestra silla y qué incómoda se os hace la lucha obrera», concluye.