Imagen de la UCI de Son Llàtzer. | M. À. Cañellas

13

Los hospitales de Baleares han aumentado la capacidad de sus Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), debido a la tensión que están sufriendo algunos centros en las últimas semanas por el elevando número de enfermos críticos ingresados por la COVID-19. Las Islas cuentan en estos momentos con un total de 343 camas UCI abiertas, lo que ha permitido rebajar la presión y bajar el porcentaje de ocupación al 21,8 %.

El portavoz autonómico de enfermedades infecciosas, Javier Arranz, ha explicado que la situación de las UCI «no es problemática» actualmente y que se espera que a partir de la próxima semana se inicie el descenso del número de ingresados en planta, «y más tarde, en las UCI». Asimismo ha señalado que dicha ampliación parece que será suficiente, ya que se espera que a partir de la próxima semana, en base a las olas anteriores, se inicie ese retroceso en la hospitalización.

Salut Pública ha informado este viernes de un total de 75 ingresados en UCI, los mismos que el día anterior. No obstante, sí ha disminuido el número de hospitalizados en planta hasta los 342, once menos que este jueves.

El Govern ha notificado este viernes tres nuevos fallecidos por COVID, lo que eleva a 877 la cifra de víctimas mortales durante toda la pandemia. Arranz ha detallado que sólo en esta semana han muerto 17 pacientes por la COVID, la gran mayoría mayores de 75 años. Esto, ha recordado, «no significa que la gente más joven no llegue a entrar en UCI. Hay dos pacientes de entre 20 y 22 años que se encuentran ingresados en unidades de críticos».

En cuanto a los contagios, se han detectado en las últimas horas un total de 470 nuevos positivos y la tasa de positividad cae al 8,89 %. Desde el inicio de la crisis sanitaria se han infectado un total de 87.036 personas y en estos momentos hay 12.998 casos activos en todas las Islas.

El doctor Arranz ha detallado que la incidencia en Baleares a 14 días es de 906 casos por cada 100.000 habitantes y que la incidencia a 7 días se sitúa en 345, «prácticamente un tercio. La incidencia se encuentra claramente en descenso». El portavoz autonómico cree que Baleares podría registrar un descenso más rápido de la incidencia que en otras olas, como ha sucedido en Reino Unido o en otras comunidades autónomas. Arranz cree que hay que analizar los datos de los próximos días pero sí ha confirmado que se observa esa tendencia a una caída más rápida. Todo ello se debe a múltiples factores, ha señalado, entre ellos las restricciones, la vacunación,...

Vacunación

La vacunación sigue avanzando en las Islas, donde un 75,4 por ciento de la población diana ya ha recibido una primera dosis de la vacuna. Además un 64, 5 ya cuenta con la pauta completa. En Mallorca, ya hay 522.943 personas con la inmunidad completa y 615.680 ha recibido al menos un pinchazo.

En cuanto a los infectados en las residencias de mayores, en el conjunto de las Islas hay 67 usuarios contagiados y desde este jueves se han dado 15 altas. Además hay 54 trabajadores de estos centros positivos. En cuanto a los sanitarios, son 118 las personas contagiadas y el número total de los que están haciendo cuarentena (incluidos los positivos) asciende a 195.