Vista de la playa de sa Rápita. | Nila Garcés

0

El tiempo en Mallorca para el primer fin de semana de agosto se presenta estable, según ha avanzado la delegada de la Aemet en Baleares, María José Guerrero.

El viernes comenzará con algunas nubes dispersas y brumas matinales, pero posteriormente quedará el cielo poco nuboso o despejado. Las temperaturas nocturnas experimentarán pocos cambios respecto a las del jueves, aunque bajarán hasta los 23º en las zonas costeras; en el interior serán de 20º-22º. Lo habitual en esta época del año son 20º. Por el contrario, las diurnas subirán ligeramente, pudiendo alcanzar hasta 35º en el interior y el norte; mientras que en el resto de la Isla oscilarán entre los 30º-32º. Lo normal son 31º. El viento soplará del sur en general flojo y brisas costeras. El mar presentará marejadilla, con olas de 20 a 30 centímetros, salvo en el norte, donde además habrá mar de fondo de 0,5 metros

La Aemet prevé para el sábado cielo poco nuboso con brumas e intervalos de nubes bajas hasta la mañana. Las temperaturas se mantendrán con pocos cambios con respecto a las del día anterior, con mínimas de 22º a 23ºC y máximas entre 30º y 34º; en el norte de la Isla serán algo más elevadas y llegarán a los 35º-36º. El viento soplará del sur, en general flojo, con brisas costeras tendiendo por la noche a nordeste. El mar presentará marejadilla con olas de 20 a 30 centímetros y con mar de fondo de 0,5 metros.

El domingo predominará el cielo poco nuboso. Las temperaturas nocturnas se mantendrán con pocos cambios y las diurnas bajarán de forma localmente notable. En el norte pueden bajar hasta los 28º, unos 6º-8º menos que en el día anterior; en el resto descenderán de 3º a 4º, salvo en sur donde prácticamente no se percibirá. El viento soplará del nordeste, con algún intervalo de fuerte hasta la mañana. El mar presentará en las costas de la mitad norte de la Isla olas en torno a 1,5 metros y en las zonas abiertas de 2 metros; en el resto de las costas las olas tendrán una altura de hasta 1 metro en las zonas protegidas al viento del nordeste.

Guerrero avanza que la próxima semana comenzará con temperaturas normales para la época del año en el sur de la Isla y más bajas de lo normal en el norte hasta el martes. El miércoles una masa de aire africano afectará a Mallorca, de manera que subirán las temperaturas hasta alcanzar valores anormalmente altos para la segunda semana de agosto. La canícula suele acabar en torno al 15 de agosto