Imagen del encuentro celebrado este miércoles. | CAIB

2

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha defendido este miércoles el avance con la Ley de Igualdad balear, aprobada hace cinco años, en el empoderamiento de la mujer y la lucha contra la violencia machista.

Así lo ha asegurado antes de reunirse, junto con la consellera de Presidencia, Función Pública e Igualdad, Mercedes Garrido, con entidades feministas para conmemorar el quinto aniversario de la aprobación en Baleares de la Ley de Igualdad.

La dirigente del Ejecutivo balear ha insistido en que se trata de una norma «muy avanzada», de la que hace «un balance muy positivo» en estos cinco años.

Además de agradecer a las personas «que hacen posible» su desarrollo y trabajaron en su aprobación, Armengol ha condenado el último asesinato machista de Granada y ha aseverado que «aún queda mucho por hacer» para evitar estos crímenes.

Sobre la norma de Igualdad, la presidenta del Govern ha destacado la apuesta por la coeducación en contra de una sociedad patriarcal, la lucha contra la violencia machista, el trabajo por la presencia de la mujer en todos los ámbitos y el empoderamiento de la mujer.

La Ley de Igualdad de Baleares ha dado servicio en estos cinco años a 80.000 personas de forma directa y 200.000 de forma indirecta ya que con ella se ha llegado a diferentes ámbitos.

Asimismo, a través de la norma, se ha llevado a cabo un proyecto de contratación de mujeres víctimas de violencia machista, con la que 390 mujeres han sido contratadas.

Por su parte, la consellera de Igualdad ha destacado que la Ley fue «pionera» a nivel estatal y «una de las más reclamadas por el movimiento feminista» de las Islas.
Garrido ha insistido en que la sociedad necesita «llegar a la igualdad real» y ha aportado por seguir en la línea continuista con la Ley a través de programas como el empezado en 2020, que está dirigido a mujeres emprendedoras y con el que 450 féminas han podido emprender «su proyecto vital».

Igualmente, la responsable del área de Igualdad del Govern ha subrayado que el programa de coeducación en las escuelas «es el principal antídoto contra el machismo».
Antes de finalizar, la consellera se ha referido al Plan de Conciliación autonómico, del que ha mantenido su fecha de aprobación en septiembre.