Concentración frente a Marivent.

1

Una veintena de personas se concentraron este martes frente a Marivent para expresar su rechazo a la presencia de la Familia Real en la Isla y reclamar «la devolución» del inmueble que construyó Joan de Saridakis.

Los concentrados pertenecían a la plataforma Arruix Borbons y la entidad Recuperem Marivent. También asistió algún miembro de Endavant, una organización independentista. La protesta empezó con la llegada del presidente del Gobierno: «¡Fuera!, ¡fuera!», «¡Arruix Borbons!», «¡Marivent, museo Saridakis!», «Fuera, okupas de Marivent», gritaban los manifestantes. También entonaron varias estrofas del Dominé: «En Juan Carlos se n’ha anat / I ens ha deixat el fill / Ara és hora de parlar / de República aquí...». La protesta fue tranquila y la docena de policías que hacían guardia frente a Marivent contemplaban la concentración con los brazos cruzados.

El activista Manel Domènech, miembro de Arruix Borbons, recordó una vez más que Joan de Saridakis donó Marivent «al pueblo de Mallorca» y reclamó que se cumpliera su voluntad. «Mientras los países civilizados convierten los palacios reales en museos, aquí cierran los museos para entregárselos al Rey», criticó, y recordó que Felipe VI «ya dispone de la Almudaina».

La tesorera de Recuperem Marivent, Lina Torres, explicó que hace justo un año pidieron audiencia con el Rey pero que aun no les han dado cita. Otro manifestante era el arquitecto Alexandre Cortès, que lamentó que «no podamos disfrutar de la obra de Guillem Forteza, que es uno de los arquitectos más brillantes que ha dado esta tierra», y que proyectó Marivent.