Pedro Sánchez, conversando con el Rey. | Jaume Morey

10

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha señalado que España va directa hacia una recuperación de la economía «importante» y que el país ha pasado de «la resistencia» frente al COVID «a la etapa de la recuperación económica», que se está consolidando.

Tras mantener el tradicional despacho con el Rey Felipe VI en el Palacio de Marivent de Palma, Sánchez ha valorado el escenario tan diferente de España hoy al de hace un año, aunque ha instado a no bajar la guardia ante el coronavirus.

«Hace un año España resistía el embate de la COVID y hoy el escenario es diferente. No podemos bajar la guardia y debemos mantener la prudencia, pero es un espacio completamente diferente», ha señalado tras elogiar los buenos datos del PIB, que ha repuntado hasta el 2,8 % en el segundo trimestre del año frente a la caída del 20 % del mismo período de hace 12 meses.

«España está yendo directo a la recuperación económica, importante a lo largo de 2021 y 2022», ha incidido toda vez que el desempleo ha descendido en julio en 197.841 parados y el número de afiliados ha marcado un récord de 19,6 millones de personas.

Sánchez ha destacado que precisamente los jóvenes y las mujeres hayan sido los «protagonistas» de esta recuperación del empleo después de haber sido los grupos más afectados por la caída de la economía consecuencia del confinamiento.

Noticias relacionadas

El presidente ha incidido en que se ha pasado de unos datos «dramáticos» a unas previsiones económicas muy optimistas y unos datos de mejora del desempleo «extraordinarios».

«Podemos afirmar que con estos datos de PIB y con unos extraordinarios datos de mejor comportamiento del desempleo y de la afiliación, España está yendo directo a una recuperación económica importante a lo largo de 2021 y 2022», ha puntualizado tras incidir en que estas noticias «tienen que animar a continuar a hacer las cosas como hasta ahora, a hacerlo bien».

En este sentido ha vuelto a pedir a la oposición política que deje a un lado la crispación, que nuevamente ha resurgido tras el reparto de los fondos europeos a las comunidades autónomas.

Sánchez ha dejado claro que el reparto se hace por un criterio «objetivo» para el conjunto del territorio y que los fondos suponen una oportunidad para cambiar el modelo productivo y «hacer las cosas mejor que antes de la covid».

«Gracias al acuerdo alcanzado en Bruselas hace un año sobre los fondos europeos hoy tenemos más de 19.5000 millones, de los cuales un 55 % serán gestionados de forma directa por las comunidades autónomas», ha recalcado.