La presidenta, en la sesión parlamentaria de este martes. | P. Pellicer

9

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, ha defendido este martes en el Parlament la exigencia de la doble vacunación contra la COVID-19 de los ciudadanos para asistir en las islas a actividades de ocio, cultura y deporte.

Con ocasión de una pregunta de control al Govern, Armengol ha explicado que este requisito de la doble vacunación ha sido solicitado por el Ejecutivo autonómico al Gobierno central, para que le dé permiso para implementarla, por cuanto afectaría a todos los ciudadanos, a residentes y no residentes, a españoles y extranjeros.

Armengol ha mantenido que el objetivo de esta medida es, en primer lugar, «proteger» la salud de los ciudadanos en un momento en el que se vive la quinta ola y, en secundo lugar, incentivar la vacunación de toda la población.

«Sería muy interesante» aplicar esta medida obligatoria en las Islas Baleares, ha señalado en su respuesta a una pregunta formulada en el pleno al grupo de MÉS per Menorca.