Imagen de la colección. | Erick Lessing

4

En la Biblioteca Nacional de Austria se conserva una serie de fotografías que el vienés Erick Lessing (1923-2018) hizo en 1951 y en las que se reflejan un palenque con sus apuestas y su pelea o riñas de gallos. Lessing no fue un fotógrafo de aluvión, sino que trabajando para la famosa agencia Magnum y para Associated Press. Se hizo famoso por cubrir la revolución húngara contra la URSS en 1956. Una de sus fotos más icónicas es la que le hizo a Nikita Jrushchov con un hacha en las manos. Uno de sus amigos en la agencia Magnum fue David Seymour, que hizo un magnífico reportaje gráfico de la vida cotidiana en la Menorca de la Guerra Civil.

Lessing donó en 2013 su colección, formada por unas 60.000 fotografías, a la Biblioteca Nacional de Austria. Entre ellas, Ultima Hora ha localizado media docena que recogen una bulliciosa pelea de gallos, valga la redundancia, en un ‘circo gallístico’ o ‘reñidero’, seguramente de Palma.

Recordemos que en el siglo XIX y parte del XX había granjeros mallorquines que se dedicaban a exportar con mucho éxito y pingües ganancias gallos de pelea (raza inglesa degenerada) a casi todas las galleras españolas. Por otra parte, las peleas de gallos en Palma y en los pueblos de Mallorca (como Alaró y Ariany) eran muy populares. Antes de la aparición del fútbol, los toros o el ciclismo en los velódromos (con apuestas muy fuertes y los ciclistas jugándose la vida), las peleas de gallos eran uno de los entretenimientos más relevantes.

Actualmente, las peleas de gallos siguen celebrándose digamos que en la sombra y sin alaracas. Se calcula que en nuestra Isla hay unos 20.000 gallos aptos para las riñas (algunos de ellos se exportan) y también se calcula que quedan unos doscientos aficionados fieles a este entretenimiento ancestral.