La nueva presidenta del PP saluda a los asistentes al congreso del partido tras su elección. Contó con el respaldo de Pablo Casado y de la plana mayor de los ‘populares’. | P. Pellicer

24

El PP cierra heridas y se conjura en torno a Marga Prohens para hacerse con el Consolat de Mar dentro de dos años. Los ‘populares’ mostraron este sábado su respaldo unánime a la nueva presidenta, que fue elegida con el 99,72 % de los votos emitidos. «No hay duda; de aquí a dos años gobernará el PP», les aseguró la líder ‘popular’.

A la espera de conocer la semana que viene el nombre del equipo completo que le acompañará en su mandato, la lista de 22 vocales que este sábado se eligió junto a su nombre, además de una clara renovación, es una prueba de esa unión que no alcanzaba el partido desde la época de Jaume Matas.

Aparecen nombres que han sido críticos con Gabriel Company como Jaume Bauçà; personas de la absoluta confianza de la presidenta, como Sebastià Sagreras; antiguas rodriguistas que estaban muy alejadas del partido, como Sandra Fernández; nuevas promesas de la formación, como Jaume Llompart o Joan Rodríguez; y junto a ellos, históricos del partido, como Mauricio Rovira o Carlos Simarro.

Partido cohesionada y unido

«Este es un partido cohesionado, unido y listo para gobernar. Lo mejor está por llegar», dijo Prohens en su intervención. La nueva presidenta tuvo palabras de agradecimiento para su antecesor, Gabriel Company, por la «generosidad» demostrada en su marcha.

«No me gusta que me impongan nada; quiero decidir por mí misma», dijo Prohens, que se definió como una mujer «libre, sin tutelas, sin etiquetas y sin clichés». Afirmó que su intención es gobernar «desde la moderación y la centralidad» y criticó que la única obsesión de la izquierda sea «controlar el relato».

Prohens salió en defensa del turismo y de la hostelería. «Somos una comunidad que vive orgullosamente del turismo y no vamos a pedir perdón por ello». Pidió que se deje de criminalizar al sector de la restauración «y de dictar normas y dar lecciones desde la comodidad de un despacho y de un sueldo fijo».

Afirmó sentirse orgullosa de sus abuelos, «que se han ganado la vida sirviendo cañas». «Somos tabernarios, sí, y a mucha honra», añadió. «Hablan de que la culpa del virus la tienen los irresponsables mientras la presidenta se salta las normas», recordó.

La nueva presidenta del PP criticó la gestión de la izquierda, que ha provocado que cada vez haya más gente en las colas del hambre, más mujeres en las colas del paro, la factura de la luz más cara de la historia y las menores explotadas «sin que se busquen responsabilidades».

Noticias relacionadas

Apostó por un PP «pegado a la tierra que defienda las particularidades, la cultura, la lengua e historia dentro de un proyecto nacional cohesionado». También dijo que la insularidad debe compensarse, que Balears necesita un sistema de financiación justo y un verdadero régimen fiscal; y reclamó que se derogue el artículo de la ley que elimina las herencias en vida.

Elegir la libertad

En materia de educación dijo que es preciso resolver los índices de fracaso escolar, «proteger la discrepancia y que los padres puedan elegir la educación de sus hijos». «Seré defensora de las Islas ya que la mejor forma que tenemos de sentirnos españoles es sentirnos mallorquines. No queremos que nos hagan escoger porque lo queremos todo y siempre elegiré la libertad», dijo.

Antes de que la votación para elegir presidenta a Prohens, intervino el presidente saliente, Gabriel Company, que se mostró convencido de que Prohens será la próxima presidenta de Balears. El exlíder popular pidió a los asistentes que no paren de «empujar» para que Prohens sea la próxima presidenta del Govern balear.

Company reconoció que en esos cuatro años en los que ha sido presidente del partido ha vivido momentos complicados porque la situación del PP poco tenía que ver con la actual. Sin mencionarlo, Company se refirió al expresidente del partido, José Ramón Bauzá, y animó a los asistentes al congreso a «evitar errores pasados» que dejaron al PP «hecho unos zorros». Company recibió la ovación de los asistentes y el reconocimiento de Pablo Casado.

La nueva presidenta de la formación contó con el respaldo de la plana mayor del partido, entre los que figuraban compañeros suyos en el Congreso. Además del presidente, también viajó a Palma el secretario general de la formación, Teodoro García Egea.

«Este Govern tiene que salir cuanto antes de Balears», dijo García Egea, quien valoró que Prohens representa la unidad, la juventud y el conocimiento de la tierra. Afirmó que Balears es una prioridad para el PP y para Pablo Casado y aseguró que «sin partido, no hay gobierno».

Sánchez y Balears

«Sánchez ha pasado más tiempo en Estados Unidos que en Balears», dijo García Egea para denunciar el ninguneo del Gobierno a las Islas. «Este Gobierno ha abandonada el turismo y a las Islas porque saben que Sánchez ha dado ya por perdidas a las Islas», sentenció.

«Hoy empieza el principio del fin del gobierno de la imposición de Armengol», señaló Egea. Aseguró que el turismo ha quedado arrasado por la pandemia sin que el Gobierno actúe y criticó que se den más ayudas al rescate de la compañía Plus Ultra que al rescate del turismo. Criticó que Armengol no haya hecho nada por las menores tuteladas.

«Hemos vivido momentos muy difíciles tras una injusta moción de censura, pero tres años después, las cosas son muy diferentes y el PP es el primer partido de España según todas las encuestas», concluyó el secretario general de los ‘populares’.