Llúcia Salleras, presidenta d'Escola Catòlica. | TERESA AYUGA

43

Escola Catòlica de les Illes Balears ha calificado este miércoles de «sectaria e inconstitucional» la propuesta de PSOE, Podemos y Més per Mallorca de suprimir la asignatura de Religión de los centros de enseñanza públicos.

En un comunicado, la agrupación empresarial subraya que la proposición no de ley planteada por los partidos del Govern en el Parlament demuestra su «palmario desconocimiento de la legalidad» internacional y de la propia Constitución, «que garantiza el derecho de los padres a que sus hijos reciba en la escuela la formación moral y religiosa que libremente quieran elegir».

«La referencia sesgada a los acuerdos con la Santa Sede que hacen los promotores de la iniciativa solo demuestra la ya conocida aversión a la Iglesia Católica que mantiene Unidas Podemos», subraya Escola Catòlica.

A juicio de la patronal educativa religiosa, la iniciativa es «intolerante y antidemocrática», y contrasta con «la pretendida voluntad de diálogo y consenso» del conseller de Educación, Martí March, que debería contradecir a los partidos del pacto de Govern.
Para Escola Catòlica, este episodio se suma a la falta de negociación que dificulta que la futura Ley de Educación refleje el consenso con el sector.