El turismo familiar capitalizó la mayor llegada de británicos. | M. À. Cañellas

21

Mallorca lideró este lunes la llegada de turistas británicos con la pauta de vacunación completa, tras entrar en vigor lo que el Gobierno del premier británico Boris Johnson ha dado en llamar Freedom Day (Día de la Libertad). El levantamiento de todas las restricciones sanitarias en el Reino Unido y permitir viajar a destinos extranjeros catalogados como ámbar, como es el caso de Balears, propició que el aeropuerto de Palma registrará el día de mayor tráfico aéreo con el Reino Unido, 57 vuelos.

Las aerolíneas Jet2, Ryanair y EasyJet superaron durante toda la jornada de ayer sus registros de actividad, ya que transportaron a la Isla más de 10.200 turistas británicos. En Eivissa, la programación fue de 34 vuelos, que canalizaron a la isla pitusa más de 6.000 pasajeros.

La previsión es que siga esta tendencia a lo largo de esta semana, siempre y cuando el Gobierno de Londres no endurezca más su semáforo sanitario con los destinos españoles, entre ellos las Islas. La prensa británica ya adelantó ayer que España podría pasar a ámbar plus, tal y como ha sucedido en los últimos días con Francia, por lo que obliga a todos los provengan de un destino bajo esta denominación a pasar una cuarentena de diez días.

Balears está catalogada como ámbar, de ahí que los británicos que tengan cumplimentada toda la pauta de vacunación no tienen que realizar cuarentena al regresar a su país, lo cual explica el ‘boom’ de turistas que ayer llegaron al aeropuerto palmesano desde el Reino Unido.

El sector turístico balear, ante el incremento de los contagios en los últimos diez días, considera que Londres puede «darnos la puntilla una vez más, tal y como hizo el pasado año por estas mismas fechas al prohibir el 25 de julio los vuelos a toda España por la incidencia del coronavirus».

A la espera de una decisión en firme del Gobierno del premier Johnson, las aerolíneas británicas siguen con sus programaciones de vuelos a Mallorca y resto de islas porque hay una gran demanda vacacional hacia el destino balear. Grecia es el otro país que también puede ser metido en el semáforo sanitario como ámbar plus, de ahí la alarma en el sector turístico griego y cadenas hoteleras de Balears con establecimientos en el país heleno.

El presidente de Exceltur y CEO de Meliá, Gabriel Escarrer, afirmó este lunes en declaraciones a la agencia Efe: «La temporada continúa enormemente volátil y cambiante, pero la eliminación de restricciones en Reino Unido está teniendo un impacto positivo en el volumen de reservas y se reduce el número de cancelaciones. Esto demuestra la resiliencia de la demanda turística, que se recupera ante cualquier signo de apertura o de mejora, y evidencia también su sensibilidad ante las alertas sanitarias y/o las nuevas restricciones».

Escarrer añadió que «con toda la prudencia», los avances en la vacunación, tanto en España como en los mercados de origen (con la práctica totalidad de británicos mayores de 40 años vacunados) invitan «a un cierto optimismo».
Turismo extranjero

Turespaña dio a conocer este lunes que Balears lideró en junio la llegada de viajeros internacionales a España con 664.013 visitantes, el 28,4 % de los 2,3 millones de pasajeros procedentes de aeropuertos extranjeros. Son Sant Joan fue el aeropuerto con más actividad extranjera: 508.122.

La llegada de pasajeros de otros países al conjunto de España aumentó un 65 % respecto al mes anterior y es el mejor registro desde el inicio de la pandemia de la COVID, pese a lo cual la cifra está un 75,8 % por debajo de la correspondiente al mismo mes de 2019.

Según los datos de Turespaña, la puesta en marcha anticipada del certificado COVID digital de la UE desde primeros de junio en España, junto con la autorización de los viajes no esenciales desde Reino Unido, ha tenido un impacto positivo en las llegadas de pasajeros internacionales a las Islas y resto de destinos españoles.