Peka Mimosa, mallorquina que trabaja en Madrid.

24

«Yo soy gay en mi vida privada y trabajo de dragqueen; siento miedo cada vez que salgo a la calle, ¿me pegaran, me insultaran, me matarán por ir maquillada por la vía pública?». Este es el testimonio de Peka Mimosa, mallorquina pero que trabaja en Madrid, y está sufriendo las vejaciones por su condición sexual. La última este jueves, cuando un taxi que estaba libre no se ha parado al ver que iba vestida de drag queen.

La vejación más grave tuvo lugar en su propio lugar de trabajo, cuando se estaba emitiendo en directo el programa 'Un mundo por descubrir' y un padre le espetó: «Ojalá saliera un partido de ultraderecha, para que gente como tú no pueda salir a la calle».

Ella no le respondió por miedo, agachó la cabeza y continuó con el programa. Posteriormente, sí se fue a manifestarse ante la sede de Vox. También ha acudido a las protestas por el asesinato de Samuel, aunque no lo ha hecho vestida de dragqueen por miedo a represalias. En este sentido, confiesa que que cada vez le de más miedo salir a la calle.

Peka Mimosa pide «por favor que hagamos algo al respecto, esto no puede seguir así, vamos para atrás como los cangrejos, no me voy a cansar de luchar día a día porque el Orgullo no solamente es un día, si no todo el año. Y yo voy a luchar por mis derechos y los de mi colectivo le pese a quién le pese».

En su opinión, en los últimos meses se ha detectado un incremento de las agresiones y vejaciones hacia el colectivo LGTIB. «Cada vez es peor, no hay derecho porque yo no me meto con nadie», sostiene. «Siempre estoy en alerta, me da mucha pena, además de miedo», reconoce. Además, explica que incluso busca hostales cercanos a su lugar de trabajo para no tener que ir maquillada por la calle por temor a que le puedan decir a hacer algo.

Pintadas en la fachada de Juan Laínez

Juan Laínez también sufrió vejaciones hace tres o cuatro años por ser gay. Cuando era director del Mallorca Gay Men's Chorus encontró pintado en la fachada de su casa 'Rata maricón'. Aún desconoce quién lo hizo. Aunque le sorprendió mucho, desde el primer momento estuvo tranquilo. No obstante, sí le «asustó un poco que supieran dónde vivía y su condición sexual».

Laínez se muestra muy preocupado por lo que está sucediendo. A su modo de ver, las personas que se meten con el colectivo LGTIB han salido del armario, ya que hace un tiempo estaba mal visto meterse con ellos y ahora no. «Es como si estuviesen legitimizados».

En su caso concreto, explica que ha sufrido insultos incluso en su lugar de trabajo y reconoce que últimamente se ha producido un incremento de las vejaciones. «Han salido del armario y han sacado toda la rabia y nosotros no hemos hecho nada».

Pese a todo ello, asegura que «no tengo ningún tipo de miedo ni me siento coaccionado. Al contrario. Me reafirmo más de ser como soy y no esconderme», sentencia.

En su opinión, «de la misma manera que se meten con el colectivo LGTBI con ataques homofobos al de los inmigrantes con ataques racistas y a las mujeres con ataques machistas. Son los tres puntos donde hace más ataque este personal».

Juan Laínez, exdirector del Mallorca Gay Men's Chorus
Juan Laínez, exdirector del Mallorca Gay Men's Chorus.

Nacho Beltrán, reconoce un incremento de las vejaciones

Nacho Beltrán, propietario del bar gay friendly Petit Comité, ha detectado un incremento de las vejaciones que sufren las personas LGTIB. Aunque él no tiene miedo y no las ha sufrido en su propia piel, sí reconoce que no iría de la mano de su marido por determinados barrios de Palma.

«De momento no me cohibo, pero sí pienso que probablemente vamos a tener que ir con miedo», señala.

Martina Benvenutto reclama más educación en los colegios

Martina Benvenutto, diseñadora y modelo, reclama más educación en los colegios sobre la diversidad de género, ya que ha detectado que hay más intolerancia entre los jóvenes que entre los mayores.

En su opinión, se ha producido un incremento de la violencia verbal o física hacia las personas LGTBI y lo considera tercermundista. Ella no las ha sufrido, como persona pública que es se siente apoyada y respetada, pero reconoce que no todos tienen la misma suerte. No sabe a qué se deben estas situaciones, pero considera que pueden estar relacionadas con la pandemia, ya que muchas personas se han vuelto más intolerantes.

Martina Benvenutti, diseñadora y modelo
Martina Benvenutto, diseñadora y modelo.