La Fundación Deixalles ha presentado este jueves su Memoria de Actividades 2020.

0

La Fundación Deixalles ha presentado este jueves su Memoria de Actividades 2020, en la que han destacado la labor llevada a cabo en materia social y medioambiental pese a las «dificultades» que surgieron de la pandemia del coronavirus.

Según han explicado en rueda de prensa el monitor de limpieza y miembro de la patronal, Miguel Ángel Salom, y la coordinadora del servicio de orientación, Lucía Forteza, durante el año pasado trabajaron sobre cinco ejes, con el fin de fomentar la inserción social y ayudar a las personas en situación de vulnerabilidad. Estos fueron Salud Mental, Formación y Trabajos de Inserción, Orientación Laboral, Empresas de Inserción y Economía para la Inserción, áreas que «generan oportunidades para que las personas puedan mejorar su empleabilidad y conseguir la inserción».

«Pese al cierre de las actividades comerciales, se han mantenido los trabajos de apoyo y acompañamiento a personas en situación de vulnerabilidad», ha destacado Forteza, quien ha reconocido que, si bien los datos de 2020 son más bajos que los del año anterior, están «muy orgullosos» .

Por su parte, Salom ha valorado positivamente la labor generada en materia medioambiental, destacando la gestión de 2.334 toneladas y residuos durante 2020, lo que ha supuesto una ahorro de emisión de más de 9.000 toneladas de CO2 en la atmósfera.

LOS DATOS DE 2020

En total, 145 personas «en situación de exclusión social y factores de baja empleabilidad» participaron en los itinerarios de inserción social llevados a cabo por la Fundación. De todos ellos, el 66,2 por ciento ha mejorado sus competencias sociales y laborales y, además, el 9,6 por ciento ha logrado la inserción.

Por lo que respecta al Área de Salud Mental, un total de 63 personas con diagnóstico de enfermedad metal se beneficiaron de las iniciativas de la Fundación, como son el Servicio Ocupacional y el Servicio para el Apoyo a la Vivienda, localizados en Deixalles Calvià. Además, en Deixalles Ibiza, un total de diez personas fueron atendidas en el proyecto de salud mental de la Fundación.

Forteza ha agradecido el apoyo del Ayuntamiento de Andratx y de La Caixa para la creación de un comedor social, así como la cesión por parte del Consistorio de Calvià de un solar para poder ampliar los proyectos de atención en un futuro.

En cuanto al área de Formación y Herramientas de Inserción, un total de 92 personas participaron en las distintas formaciones ofrecidas, como son las del certificado profesional, los cursos Incorpora o los de alfabetización digital, donde el 60 por ciento de los participantes han llegado a obtener un título. «Desgraciadamente, la situación de pandemia ha afectado al resultado de las inserciones», ha añadido Forteza, quien ha agradecido el esfuerzo a todas las personas y empresas colaboradoras.

Además, un total de 851 personas participaron en el servicio de Orientación Laboral de Deixalles, de las cuales, el 28 por ciento ha logrado la inserción, «un porcentaje inferior al del año pasado motivado por la pandemia y la disminución de la actividad de las empresas».

Forteza ha resaltado también la labor llevada a cabo por las empresas de inserción de la Fundación, como son Deixalles Servicios Ambientales, 'Triamdetot' y Deixalles Inserción y Triaje. Gracias a ellos, se han alcanzado un total de 75 contratos, «solo un 15 por ciento menos que el año anterior».

De estos contratos, el 57 por ciento se corresponden a personas mayores de 45 años, mientras que el 40 por ciento de las personas contratadas fueron mujeres. Además, el 73 por ciento del total no tenía ningún tipo de ayuda económica. Con este número de contrataciones, ha añadido Forteza, se ha generado un retorno económico a la administración de 435.476 euros.

LA LABOR MEDIOAMBIENTAL DE DEIXALLES

En 2020, la Fundación gestionó un total de 2.334 toneladas de objetos y residuos, un 10,8 por ciento menos que en 2019. De estos materiales, se ha reutilizado el 70 por ciento y un 11 se ha reciclado, «manteniendo el porcentaje de reutilización», ha destacado Salom. ,Estas toneladas de reutilización han supuesto un ahorro en la emisión de 9.132 toneladas de CO2 en la atmósfera, que equivalen al C02 que absorben 1.271.091 árboles al año o a la retirada de la circulación de 4.357 coches.

Sobre la recogida de ropa, Salom ha añadido que en 2020, sus 284 contenedores de ropa siguieron en funcionamiento, de los que se recogieron 1.258 toneladas., Además, el Centro de Preparación para la Reutilización ha recogido 109 toneladas de residuos de aparatos electrónicos, un 21 por ciento más, de los que se han podido reutilizar el 42 por ciento.