La portavoz del PI en una anterior comparecencia. | Redacción Local

0

La portavoz de El PI en el Consell de Mallorca, Xisca Mora, ha criticado la falta de «agilidad y dinamismo» de la institución en materias sociales y económicas durante el Pleno Extraordinario de Debate de Política General 2021 de este jueves.

Según ha manifestado públicamente la portavoz del grupo, Xisca Mora, desde El PI han reconocido que la acción del Consell se haya podido ver trastocada por el efecto de la pandemia del coronavirus, «pero esta no se puede detener».

Mora ha criticado en su discurso que el Consell no haya encabezado un «papel clave» en materia de gestión económica y social durante, y que se hayan derivado la mayoría de las gestiones al Govern.

«El Consell ha actuado de repartidor de ayudas necesarias, pero en la gestión de la pandemia ha tenido, en el mejor de los casos, un papel secundario y subalterno», ha continuado, al tiempo que ha cuestionado la capacidad de la institución de demostrar la utilidad de acción que tiene.

Desde El PI han recordado la batería de propuestas para la reactivación económica que presentaron hace tiempo y que en parte fueron asumidas por el equipo de Govern, como la contratación de técnicos de juventud para reforzar los servicios del Ayuntamiento o la creación de un proyecto de acompañamiento para personas mayores, han ejemplificado.

Sin embargo, han criticado, otras como la creación de una plataforma única de venta online a la que se puedan adherir los comercios de la Isla, «siguen esperando».

Por todo ello, han pedido ver «un departamento de promoción económica del Consell mucho más volcado, en particular, en la promoción del producto local».

También han hecho referencia a la «falta de determinación y liderazgo» del Consell en los casos «gravísimos» de explotación de menores vividos en la isla.

Sobre esto, han considerado que se debería haber aprobado una comisión de investigación, pero la mayoría de partidos del Consell no quisieron, «apostando por la oscuridad y por desviar el tema».

«Si se necesita una transparencia en el escándalo de los menores», también es necesaria en relación a los fondos europeos, «grandes palancas de futuro para los próximos años», ha dicho Mora.

Sobre esto, ha destacado que la «gran preocupación» de El PI es que, al final, los fondos sean un reparto de recursos para cubrir servicios y necesidades pendientes.

Mora ha hecho también referencia a las acciones del Departamento de Movilidad e Infraestructuras, que ha demostrado «resultados insuficientes», y ha puesto de ejemplo la reducción de la velocidad en la vía cintura, que ha sido «más una acción mediática que efectiva», o el «abandono» hacia las carreteras secundarias que necesitan de mantenimiento y reformas.

El PI ha advertido también de la «falta de dinamismo» en materia de ordenación del territorio, «con una inmensa mayoría de planes urbanísticos municipales estancados», que deberían ser «una gran prioridad».

A sus quejas, suman la «falta de agilidad» del Consell en aspectos de materia territorial.

Sobre esto, han puesto de ejemplo la regulación del Reglamento para escuelas infantiles, que hace más de un año se pidió por parte del partido y que «a día de hoy sigue sin tener una propuesta cerrada para llevarlo a cabo».

En cuanto al área de Cultura, han advertido de los numerosos proyectos con «tramitaciones interminable, de los que no se sabe cuando estarán acabados para el disfrute de los mallorquines».

En materia de medio ambiente y sostenibilidad, han destacado que el Consell «no tiene ninguna acción concreta ni ambiciosa» y, mientras, «Mallorca pierde anualmente 27,7 millones de toneladas de agua», han ejemplificado.

Por último, Mora ha destacado que una de las grandes responsabilidades del Consell son las personas mayores, las residencias y los servicios de personas en riesgo.

Sobre esto, ha reconocido la labor llevada a cabo en estos centros durante la pandemia, «un resultado que, sin embargo, no es tan positivo en competencia de control de residencias privadas».

El sufrimiento económico y social «es tan grande y tan extenso» que la actitud de los responsables tiene que estar presidida por la «modestia, la humildad y la generosidad».

Por ello, ha concluido, desde el grupo de consellers de El PI «no se va con numeritos ni postureos», por lo que seguirán haciendo propuestas «en positivo, que es lo que se le demanda al equipo de Govern».