Europa fortaleza su apuesta por la economía de las curas, las residencias, los centros de día y la ayuda a domicilio con el apoyo a estos dos proyectos. | Redacción Digital

2

La residencia que está construyendo en estos momentos la Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes, a Son Martorell, en Ciutat Jardín de Palma; y la residencia que está en proceso de licitación de las obras del Cuartel de Santiago, en Maó, se financiarán con fondos europeos. En concreto, se financiarán con los fondos REACT-UE, los de Ayuda a la Recuperación para la Cohesión y los Territorios de Europa. Se trata de unos fondos que parten como parte de la respuesta de la Unión Europea a la pandemia de la COVID19.

Son dos de los primeros proyectos autorizados ya por la Unión Europea dentro de los 300 millones de euros asignados en la comunidad autónoma en el reparto de estos recursos extraordinarios destinados principalmente a reforzar los servicios públicos fundamentales (sanidad, educación y servicios sociales) y a la recuperación de la economía y la ocupación para hacer frente a los efectos de la pandemia de la COVID-19. Además, es la primera vez que la Unión Europea financia equipamientos de servicios sociales de la Comunitat.

«Uno de los sectores económicos menos desarrollados en el conjunto de España y las Baleares es la economía de las curas, las residencias, los centros de día y la ayuda a domicilio, y así lo ha entendido Europa cuando ha aprobado la financiación de estos dos proyectos. Es la primera vez que las Baleares recibe financiación para residencias. Invertir en equipamientos sociales es invertir en puestos de trabajo deslocalizables y cualificados, a la vez que es invertir en cohesión social», destaca Fina Santiago, consellera de Asuntos Sociales y Deportes.

Por su parte, el conseller Miquel Company destaca que el fondo REACT-EU «tiene un claro objetivo de estimular de manera inmediata el crecimiento de la economía a través del reforzamiento de los servicios públicos fundamentales, como es el caso de estas dos infraestructuras tan esperadas y tan necesarias. Estamos ante la materialización de la estrategia europea, española y balear de impulsar la cohesión social y de apostar por lo público como vía de salida a la actual crisis económica derivada de la pandemia. En los próximos meses veremos como se concretan más proyectos de los ámbitos educativo y sanitario que también recibirán financiación REACT», ha explicado el conseller Company.

De los 14,9 millones de euros que llegarán de REACT-UE, 5,3 millones son para la residencia de Son Martorell, que está presupuestada en 9,2 millones de euros y 9,6 son para la residencia de Quarter de Santiago, que está presupuestada en 10,3 millones. Tanto una residencia como la otra tendran capacidad para 120 personas mayores en situación de dependencia y pasarán a formar parte de la Red Pública de Atención a la Dependencia.

Hay que recordar que Baleares recibirá 300 millones de euros de los 10.000 millones del fondo europeo REACT-EU a ejecutar en tres años. La cifra representa un 3 % del total de recursos a distribuir entre las comunidades autónomas y que esto supone que somos la segunda comunidad autónoma con más ingresos por habitante.

En concreto, las Islas recibirán 260,99 euros por habitante en el reparto del fondo REACT-EU, por encima de la media autonómica, que es de 212,65 euros por habitante.