Los próximos días serán muy calurosos. | Javier Furones

6

Mallorca llegará a los 40º en los próximos días y tendrá noches tórridas, según ha avanzado este jueves la delegada de la Aemet en Baleares, María José Guerrero. «Estamos a las puertas del segundo fin de semana de julio que promete ser caluroso», ha manifestado.

Guerrero ha adelantado que «a partir del domingo inclusive un tercer factor entra en escena –entrada de aire cálido africano- que sumado a los dos anteriores –estabilidad y radiación solar- dará lugar a que se registren hasta 38º el domingo. Recordamos que los valores de temperatura que predice AEMET son a la sombra. Y todo no queda ahí, el aire cálido africano afectará más de lleno el lunes, en que esperamos alcanzar, por primera vez en lo que llevamos de año y verano, los 40º a la sombra».

Además, ha advertido que «la madrugada del domingo al lunes se pronostica tórrida y bochornosa, ya que la temperatura mínima en algunos puntos de la isla se encontrará entre 25º y 27º».

No obstante, esta situación no se prolongará mucho porque «el martes vuelven las temperaturas suaves de verano con máximas de 30º».

Este viernes el cielo estará despejado. Las temperaturas nocturnas se mantendrán sin cambios o en ligero descenso y la diurnas en ligero ascenso; las mínimas serán de 17º-21º y las máximas de 28º-33º. El viento soplará del este y nordeste, con brisas costeras en Mallorca por la tarde. En las costas de Mallorca habrá marejada, con altura de olas de entre 70 y 80 centímetros.

El sábado se prevén cielos despejados. Las temperaturas experimentarán pocos cambios o en ascenso las diurnas, que pueden llegar a los 29-35º. El viento soplará de componente este flojo con brisas costeras. La mar en el norte de la Isla y en la costa de la Serra estará entre rizada (10 centímetros) y marejadilla (20 centímetros). En el resto de las costas habrá marejadilla a marejada (entre 40 y 60 centímetros).

El pronóstico indica para el domingo cielo poco nuboso, con algún intervalo de nubes medias y altas a partir de la tarde. Además, habrá polvo en suspensión. Las temperaturas nocturnas se mantendrán sin cambios o en ligero ascenso, no bajarán de los 17º-21º, y las diurnas en ascenso, rondarán los 31º-38º. El viento soplará del este y sureste, en general flojo, con brisas costeras débiles. El mar en el norte de la Isla y la costa de la Serra estará entre rizada (10 centímetros) y marejadilla (20 centímetros). En el resto de las costas se espera de marejadilla a marejada (entre 40 y 60 centímetros).

El lunes será el día más caluroso y se podrá llegar a los 40º; las mínimas no bajarán de los 23º-27º. Predominará el cielo poco nuboso. También se espera polvo en suspensión, retirándose por la tarde. El viento soplará del sur y suroeste, girando por la tarde o noche a norte y nordeste.