Los enfermos más graves tienen que ser ingresados en la UCI. | T. Ayuga

12

Baleares lleva 15 días consecutivos sin notificar fallecidos con COVID-19, según los datos de última hora que han sido facilitados este jueves por parte de la Conselleria de Salut. Desde el inicio de la pandemia han perdido la vida 845 personas.

Sin embargo, el número de contagios sigue disparado y hay que sumar 510 más en las últimas 24 horas; 88 más que la jornada anterior. El total acumulada desde marzo de 2020 es de 64.181 casos de coronavirus. La tasa de positividad es del 9,55 %; se han realizado 5.540 pruebas de diagnóstico.

Otra buena noticia es que ha bajado ligeramente la presión asistencial: en la UCI hay 13 enfermos con COVID-19, uno menos, y en planta hay 49, tres menos. Además, se han dado nueve altas hospitalarias y 167 en Atención Primaria.

Suben los contagios en las residencias

Los contagios en las residencias de la tercera edad se han incrementado, ya que hay 11 profesionales positivos; cuatro más en las últimas 24 horas. El 85 % de estos profesionales están vacunados con la pauta completa. Entre los usuarios no hay infectados, aunque antes de estar vacunados fallecieron 259.

Respecto a los profesionales sanitarios, un total de 121 se encuentran afectados por el virus (11 más): 37 son positivos (cuatro más) y el resto se encuentran aislados por haber sido contacto estrecho de una persona contagiada. El 90 % de los profesionales ya tienen la pauta completa. Desde el IB-Salut han precisado que «no quiere decir que los que faltan se hayan negado, sino que algunos por diferentes motivos aún tienen que esperar (porque han pasado la enfermedad o porque están embarazadas, etc.) A estos que faltan se les hace una PRC semanal obligatoria».

En materia de vacunación, se han aplicado 1.043.942 dosis: el 60,9 % de la población diana ya tiene al menos una dosis y el 44,9 % la pauta completa.