41

Los servicios de emergencias y las autoridades policiales han inspeccionado los establecimientos de las zonas donde se produjeron los focos de contagio de macrobrote de estudiantes procedentes de la Península y expedientarán a aquellos que incumplieron la normativa COVID.

El Gobierno, dentro de sus competencias, inició ya desde el día del concierto de la Plaza de Toros la instrucción para que los responsables tengan consecuencias legales y económicas. Ahora se investigan las posibles negligencias en algunos hoteles que no representan el esfuerzo mayoritario del sector turístico balear para continuar siendo un destino seguro para residentes y visitantes.

Además del concierto, se han detectado otros espacios de posible contagio como diferentes fiestas en la costa del Arenal de Llucmajor, tanto en barcas como en tierra, incluidos nueve hoteles a los cuales se está investigando y algunos de los que ya han sido inspeccionados en las últimas horas.

Noticias relacionadas

Baleares también instará, además, al Gobierno de España, competente en la materia, a que emprenda acciones legales contra las agencias de viaje de la península que hayan podido organizar o bien colaborar en el desarrollo de estas actividades que incumplen la normativa COVID. Ya que el Govern aclara que estas actuaciones «no representan el esfuerzo mayoritario del sector turístico balear para continuar siendo un destino seguro para residentes y visitantes».

Durante la tarde del viernes se llevaron a cabo varias inspecciones por parte de los técnicos de la de la dirección de Emergències i Interior del Govern, los inspectores de Turisme y la policía local de diferentes zonas turísticas de las islas, especialmente de aquellas en las que se han detectado focos de contagio del brote de estudiantes de la Península. Las inspecciones se seguirán haciendo durante todo el fin de semana para velar por la seguridad de los ciudadanos. Al mismo tiempo, la Conselleria de Salud y Consumo ha comenzado a realizar un cribado de todos los hoteles para controlar posibles cadenas de contagio de su personal.

Hasta la fecha, el macrobrote en Mallorca ha tenido como resultado 634 casos constatados de COVID-19, contabilizados en siete comunidades autónomas. En concreto, en Comunidad de Madrid, donde se han llegado a contabilizar ya 363 casos; Galicia, que los cifra en unos 70; País Vasco, 49; Comunidad Valenciana, 67; Murcia, 20; Aragón, 10, Castilla-La Mancha suma 11 positivos y Cataluña un total de 44.