El conseller y portavoz del Govern Iago Negueruela, en una foto de archivo. | P. Lozano

El Govern ya tiene identificados los locales donde pudieron producirse los contagios de COVID-19 entre los estudiantes que visitaron Mallorca en viajes de estudios durante la primera quincena de junio. Así lo ha confirmado el portavoz del Ejecutivo autonómico, Iago Negueruela, durante una entrevista con el periodista Pedro Blanco en la Cadena Ser. Negueruela ha explicado que se han enviado a estos lugares, que no ha identificado ni ha detallado dónde se encuentran, al cuerpo de inspección de la comunidad autónoma. «Tenemos localizados los locales donde se pudieron haber producido irregularidades y ahora se está investigando para llevar a cabo las acciones pertinentes».

Negueruela ha recordado que las sanciones por incumplir la normativa COVID son «altísimas» y ha pedido responsabilidad a agencias de viajes y también a las familias porque «ese tipo de expediciones no están autorizadas». En esta línea ha añadido el también conseller de Turisme que «es una irresponsabilidad hacer este tipo de excursiones por el riesgo que supone».

El portavoz del Govern ha reconocido que todas las comunidades están preocupadas por las consecuencias que pueda tener el verano en la juventud. «La COVID no está erradicada y hay que actuar con precaución. A los jóvenes, que han vivido un año especialmente duro, se les pide un último esfuerzo, ahora es necesario. Ya falta poco pero no podemos permitirnos una marcha atrás».

Noticias relacionadas

Sobre la campaña turística, Negueruela ha señalado que Baleares se juega mucho, y «no podemos permitirnos dar un paso atrás». Es por ello que ha recordado que «el turismo de exceso no tiene cabida, ya no la tenía antes de la pandemia. No pondremos en riesgo todo lo logrado. Nos hemos reunido con los empresarios de las zonas, de momento no contemplamos cerrar, todo el mundo tiene que tener la oportunidad de empezar. Veremos cómo es el comportamiento en estas zonas. Si hay incidentes, se actuará con contundencia y en consecuencia, como ya se hizo el año pasado».

El Govern, ha insistido, ha trabajado para que el gobierno británico traslade qué se puede y qué no se puede hacer en las Islas. «Reino Unido sufre una situación complicada. Lo que no se puede hacer allí, no se puede hacer en Baleares», ha afirmado.

El Arenal apunta como uno de los enclaves de las fiestas donde se produjeron los contagios.