Iago Negueruela, portavoz del Govern. | Redacción Local

8

Todas las empresas y autónomos de Balears que cumplan con los requisitos podrán acceder a las ayudas del Estado, dotadas con 855 millones, para paliar los efectos económicos provocados por la pandemia. Además, el plazo para presentar la solicitud, que finalizaba el próximo lunes, se amplía hasta el 12 de julio. Govern, sindicatos y patronales acordaron ayer extender las ayudas a todos los sectores, con el fin de que los recursos estatales beneficien al mayor número de empresarios posible.

Los consellers de Turisme i Treball y Hisenda, Iago Negueruela y Rosario Sánchez, respectivamente, explicaron este miércoles los cambios que se incorporarán a la actual convocatoria tras la reunión de la Mesa de Diálogo Social. Las modificaciones están motivadas por los escollos con que se han encontrado los empresarios a la hora de acceder a las ayudas y de los que el martes ya alertaron CAEB y PIMEM.

Desde que el pasado 14 de junio se abrió el plazo para pedir las ayudas, a fecha de ayer se habían presentado solo 5.200 solicitudes de 33.000 empresas y autónomos que tenían la posibilidad de hacerlo. Sobre esta cuestión, Negueruela aclaró que la cifra de 33.000 es la de negocios de los 150 sectores de actividad que hasta el momento estaban incluidos en la convocatoria. Sin embargo, «no significa que todos los negocios tuvieran caídas de facturación superiores al 30 % en 2020 respecto a 2019».

Uno de los requisitos fundamentales para acceder a estas ayudas es acreditar una caída de facturación del 30 %. Sin embargo, se debía justificar con facturas y préstamos bancarios, lo que excluyó a muchos empresarios. Por este motivo, el Govern realizó las negociaciones pertinentes con el Ministerio de Economía para ampliar este concepto.

Pérdidas

A partir de ahora, se incluye como nuevo concepto la justificación de pérdidas. De este modo, se da entrada a aquellos empresarios que cancelaron sus deudas con recursos propios y que hasta ahora se encontraban excluidos de la ayuda, flexibilizando así uno de los requisitos importantes de la convocatoria. Al incluir este concepto, se amplía también la cantidad del importe que podrán recibir los solicitantes que ya habían iniciado el trámite por deudas. Para acceder a las ayudas justificando pérdidas, habrá que presentar un informe de auditoría para acreditar la solicitud, que se tendrá que presentar en la fase de justificación, una vez cobrada la ayuda.

Los cambios en la convocatoria se publicarán en el Butlletí Oficial de les Illes Balears (BOIB) del sábado y del próximo martes. Así, el próximo sábado se incluirá la extensión de las ayudas a todos los sectores productivos y la ampliación del plazo para presentar las solicitudes; mientras que el martes se publicará la incorporación del nuevo concepto de justificación de pérdidas.

Govern, patronales y sindicatos esperan que las modificaciones contribuyan a beneficiar a un mayor número de empresas. Cabe recordar que el margen de maniobra del Ejecutivo autonómico para introducir cambios es mínimo, puesto que el grueso de la convocatoria está fijado por el Gobierno.

Sobre el hecho de que las empresas que mantienen deudas con la Seguridad Social y Hacienda, Negueruela indicó que se trata de algo que establece la Ley de Subvenciones estatal y que rige sobre cualquier ayuda que conceden las administraciones. Sin embargo, indicó que un porcentaje muy elevado de aplazamientos de esta deuda se conceden, por lo que estas empresas pueden acceder a las ayudas de los 855 millones y pagar la deuda con este dinero.

Satisfacción

Patronales y sindicatos mostraron ayer su satisfacción por el acuerdo alcanzo y al estimar que las ayudas llegarán a muchas más empresas que las necesitan. Pese a temer que la parte del fondo que no se hubiera repartido, se perdería, los consellers Negueruela y Sánchez dejaron claro que no será así. «Garantizamos que repartiremos los 855 millones y queremos que sean apara el mayor número de beneficiarios posible», aseguró el titular de Turisme i Treball, algo que los agentes sociales aplaudieron.

El presidente de PIMEB, Jordi Mora, valoró que ante la «convocatoria más grande de subvenciones, no podía ser que se repartieran entre unas pocas empresas». El vicepresidente de CAEB, Rafael Roig, por su parte, recordó la defensa de la patronal de que las ayudas lleguen a todas las empresas afectadas. El secretario general de UGT y la secretaria de Ocupación de CCOO, Lorenzo Navarro y Yolanda Calvo, respectivamente, también agradecieron los cambios y confiaron que contribuyan a mantener el empleo.