Los principales grupos turísticos han aplazado sus vuelos desde Reino Unido a principios de julio. | ARCHIVO

32

El próximo jueves día 24 está marcado en rojo en el calendario del sector turístico de Balears. El Gobierno del Reino Unido debe revisar el semáforo que determina de qué regiones no es necesario realizar cuarentena al regresar al país. Balears, al igual que el resto de España, se encuentra en ámbar, por lo que los británicos que viajan a las Islas deben permanecer aislados diez días y someterse a varias pruebas diagnósticas de COVID-19 a la vuelta.

El mercado británico es el segundo más importante para las Islas y el primero en zonas como Palmanova-Magaluf, Port de Pollença y Cala d’Or, entre otras. El retraso en el inicio de sus vacaciones provoca que alrededor del 40 % de la planta hotelera de Mallorca todavía esté cerrada, porcentaje que supera el 50 % en las zonas donde predomina el turismo británico.

Por el momento, no ha trascendido ninguna información oficial sobre la decisión que tomará el próximo jueves el Gobierno de Boris Johnson, aunque voces expertas del sector turístico apuntan a que no se relajará ninguna medida pese a las presiones de aerolíneas y grupos turísticos británicos. Precisamente, el primer ministro advirtió ayer que este «será un año difícil para viajar». «Habrá problemas, habrá retrasos, me temo, la prioridad es mantener al país seguro y evitar que el virus vuelva», añadió.

Doble vacunación

De forma paralela, Johnson trasladó que «busca» establecer una exención a la obligatoriedad de guardar cuarentena para las personas que tengan la pauta completa de la vacuna, pero insistió en la intención del Ejecutivo de «proteger» al país. No obstante, reiteró la fecha del 19 de julio para completar la desescalada en Reino Unido, según recogió la BBC.

Noticias relacionadas

En caso de que dentro de dos días el Gobierno británico no sitúe a Balears en el color verde de su semáforo, la llegada de turistas del Reino Unido se retrasará, con toda probabilidad a agosto. Por el momento, los grupos turísticos ya han aplazado hasta julio sus viajes a las Islas.

Balears recibió casi 3,7 millones de visitantes británicos en 2019. Solo en julio y agosto llegaron 1,3 millones, por lo que es clave para el sector que se levanten cuanto antes las restricciones y poder recuperar parte de este mercado, que se concentra, sobre todo, en los meses de verano.

No se prevé ninguna postura oficial del Gobierno de Johnson hasta el jueves.

Balears, líder en turismo extranjero

Pese a la ausencia de británicos, Balears fue la principal comunidad de destino de pasajeros aéreos internacionales en mayo en España, con 386.247 viajeros en sus aeropuertos, el 27,7 % del total que llegaron a España, según Turespaña.