Imagen del primer crucero que visitó Palma tras 15 meses. | Gabriel Alomar

2

Los cruceristas que lleguen a partir de julio en los buques que atraquen en Palma tendrán más libertad de movimientos ya que el Govern trabaja en una flexibilización de las restricciones que también se hará de forma muy progresiva, según con el conseller de Model Econòmic, Iago Negueruela. Los cruceristas deben moverse ahora por la ciudad en grupo, solo pueden desembarcar si tienen una excursión contratada, no pueden entrar en la restauración y en los comercios solo pueden hacerlo sin abandonar el grupo burbuja.

El conseller ha señalado que esta desescalada se hará «con prudencia, en función de informes de salud» y ha añadido que la semana que viene «se afinará» que medidas se flexibilizan. En cualquier caso, ha destacado que la apertura de sectores económicos sigue adelante y ha señalado que as medidas de este fin de semana, con la apertura del ocio nocturno y de más horas en la restauración, han supuesto un alivio muy importante.

El conseller ha restado importancia a las críticas formuladas por diversos sectores por su presencia en la llegada del primer buque que atracó en las islas. «Puede haber críticas y las respetamos: unos nos llaman turismofóbicos y otros, lo contrario», ha señalado. Ha indicado que no se arrepiente de haber acudido al buque, al que le invitaron, y ha señalado que eso no supone rendir pleitesía.

«Todos los consellers vamos a muchos actos que celebran distintas empresas y no rendimos pleitesía a nadie», ha dicho. El conseller ha insistido en que acudió porque era el primero que llegaba a las islas y porque le habían invitado, de la misma forma que el año pasado acudió a la apertura del primer hotel, pero no a todos los demás.

«La reactivación económica en estas islas está siendo importante y se están viendo los efectos del viaje que hicimos a Alemania con la presidenta», ha dicho Negueruela. «Si nos invitan a un sitio, vamos, como vamos a distintos sectores cuando se ve el proceso de recuperación», ha añadido. El conseller ha valorado que todas las empresas están haciendo esfuerzos muy importantes para salir de la crisis y ha incidido en que la presencia de los cruceros «es muy importante, para la restauración y para el transporte discrecional».

Negueruela ha vuelto a decir que la voluntad de Govern es establecer una serie de limitaciones a la llegada masiva de cruceros para tratar de que no lleguen demasiados buques en un solo día y ha insistido en que no se arrepiente de haber acudido a la recepción al 'Mein Schiff 2': «Hay muchísimos trabajadores de esta comunidad autónoma que se están reincorporando a sus puestos de trabajo gracias que se están abriendo diversos sectores de la actividad económica».