El megayate 'Mayan Queen IV', en Palma.

3

El megayate 'Mayan Queen IV,' atribuido al empresario mexicano Alberto Bailleres, se encuentra en el Club de Mar de Palma. La lujosa embarcación ha visitado varios puertos de la Península con anterioridad y desde Tarragona ha puesto proa a Mallorca.

No es la primera vez que se encuentra en la Isla, pero si es uno de los primeros grandes yates que llega tras la pandemia. Una circunstancia que se percibe a nivel internacional al ritmo que avanza la desescalada de medidas de protección.

El 'Mayan Queen IV,' de 93 metros de eslora, fue construido en los históricos astilleros germanos Blohm & Voss de Hamburgo en 2008 a partir de un avanzado diseño de Tim Heywood, con interiores de Terence Disdale.

Valorado en 140 millones de dólares, cuenta con cinco cubiertas y entre sus instalaciones dispone de una suite con balcón de baja visibilidad, para preservar su línea náutica. Con capacidad para 16 invitados y 24 tripulantes, este yate es más rápido que otros buques de este tipo y se equipara a un navío de pasajeros. Así, alcanza los 20 nudos con 22 de máxima.

Se da la circunstancia de que a bordo perdió la vida la joven modelo e 'influencer' australiana Sinead McNamara, de 20 años lo que motivó una investigación en Grecia que determinó el suicidio como causa de su muerte, en la popa del buque.