Pere Antoni Pons Estel. | Antoni Martín

2

Nacido en 1929, Antoni Pons-Estel siempre estuvo vinculado al sector de la restauración.

Su gran obra fue el restaurante Ses Tres Germanes de Marratxí, construido en 1969 y que sigue en funcionamiento después del obligado cierre por las medidas restrictivas de la pandemia y, tiempo atrás, por polémicas varias.

Una vez contó su propietario –que falleció el pasado jueves– que cuando lo construyó, el entonces alcalde de la localidad le dio un abrazo. El restaurante tiene continuidad con sus descendientes. El funeral se celebró este viernes en Sant Marçal, desde donde Antoni Pons se asomaba al día a día y veía como fue creciendo Marratxí.