Imagen de un concesionario. | Autovidal

9

Las ventas de coches en Baleares han caído un 50 % respecto al años 2019, según ha informado Andrés Vidal, presidente de la Asociación de Concesionarios de Baleares (Aseda) y CEO de Autovidal.

En este sentido, ha precisado que las ventas que se están registrando actualmente son similares a las de 2020, un año que estuvo marcado por la pandemia de COVID-19; sólo se realizaron ventas normales en enero y febrero, ya que en marzo comenzó la crisis sanitaria.

Vidal ha explicado que Baleares aún no ha iniciado la recuperación económica, ya que justo ahora está despegando tímidamente el turismo. Por tanto, «no ha remontado la venta de coches porque la economía balear aún no se ha recuperado». No se prevé que sea hasta el último trimestre del año cuando se recuperen las ventas.

Noticias relacionadas

En este punto, ha argumentado que la compra de un coche es la segunda más importante que se realiza en una familia, sólo superada por la vivienda, por lo que se requiere seguridad laboral y confianza; dos aspectos que no se dan actualmente.

En la Península las ventas de coches se han incrementado un 20 % respecto a las de 2020; ya que su dependencia del turismo no es tan elevada. En Canarias ocurre lo mismo que en Baleares. «La evolución del las ventas están condicionada por el sector turístico», ha reiterado.

Además, ha añadido que los cambios en el impuesto de circulación han encarecido los precios un 5 %; lo que ha perjudicado aún más las ventas.

El presidente de Aseda también ha señalado que en las ventas puede influir la falta de microchips; lo que motivará una restricción en la producción y al haber falta de productos puede que no se han descuentos y promociones.