Previous Next
8

Quince meses después, Mallorca recibió cruceristas. A primera hora de este jueves amarró en el puerto de Palma el Mein Schiff 2, un buque del grupo turístico TUI que hasta mediados de julio recalará cada semana en Ciutat, puerto base del crucero.

El barco, con cerca de un millar de turistas alemanes a bordo, atracó puntual a las 6:00 horas procedente de Málaga. Se trata de un crucero que solo recala en puertos estatales y que opera con el concepto de ‘crucero burbuja’. Además de cumplir con los protocolos sanitarios establecidos por cada comunidad autónoma donde se detiene, también aplica los fijados por la propia naviera.

El Mein Schiff 2 inició su recorrido en Canarias, donde los pasajeros llegaron en avión desde Alemania a través de TUI. Desde allí se dirigieron a Málaga y posteriormente llegaron a Palma. Al tratarse de un puerto base, la mayoría de los pasajeros se desplazaron hacia el aeropuerto para regresar a su país.

El resto de pasajeros, cerca de 200 que siguen su viaje en barco, aprovecharon para realizar una excursión y convertirse en los primeros cruceristas que pisaron Palma más de un año después. Su salida del crucero estuvo controlada en todo momento, además de llevarse a cabo todos los controles establecidos por la Conselleria de Salut para este tipo de embarcaciones.

Cruceristas, de excursión, por la plaza Santa Eulàlia. FOTO: G. MARCHENA

Todos los pasajeros, tanto los que emprendieron su regreso a Alemania desde el aeropuerto de Son Sant Joan como los que no, se vieron obligados a abandonar el barco, que fue sometido a un meticuloso proceso de limpieza y desinfección.

Estas tareas fueron realizadas sin ningún viajero a bordo ya que al tratarse de un puerto base, el Mein Schiff 2 debe recibir nuevos pasajeros. Así, mientras unos 800 viajeros dieron por finalizado su crucero y regresaron a Alemania en avión; está previsto que durante este jueves un número similar llegue a Son Sant Joan procedente de Alemania. TUI se encargará de su traslado directo del aeropuerto al crucero, que a las diez de la noche saldrá de Palma en dirección Cartagena.

Se prevé que hasta finales de agosto se contabilicen más de 20 escalas de cruceros en Palma, según los acuerdos entre navieras y consignatarios con la Autoritat Portuària de Balears.