Patricia Gómez, junto a Armengol, este miércoles.

4

La consellera de Salud, Patricia Gómez, ha confirmado que el concierto suspendido este martes en la Plaza de Toros de Palma por infringir las normas anticovid estaba autorizado porque se permiten eventos musicales de hasta 2.000 personas, pero tienen que permanecer sentadas, con distancia entre ellas y la mascarilla puesta.

Todas estas normas se incumplieron, según se aprecia en un vídeo difundido en sus redes sociales por Maikel de la Calle, uno de los artistas que actuaban en un evento donde se reunieron más de un millar de personas, según ha informado la Policía Local, que ordenó su disolución en torno a las 22 horas.

«Pidieron autorización a Salud Pública y se les comunicó que los conciertos están permitidos con unas normas de seguridad», ha indicado este miércoles la consellera de Salud, que ha indicado que no pueden reunirse para ver un espectáculo musical más de 2.000 espectadores, quienes deben llevar siempre la boca y la nariz tapadas y han de permanecer separadas entre sí a 1,5 metros.

Gómez ha lamentado que con situaciones como la que se produjo en la Plaza de Toros de la capital balear «se está perjudicando a todas las personas que lo están haciendo bien».
La consellera ha hecho un llamamiento a «todos los organizadores de eventos, de conciertos, de congresos», así como a los participantes en estos actos, para que sean «conscientes» de que el riesgo por la covid-19 persiste y de que hay «variantes muy contagiosas» que tienen que tomarse «en serio».

La Conselleria de Presidencia del Govern balear, responsable del área de Emergencias, ha indicado que inspectores de ese departamento levantaron varias actas por incumplimientos de la normativa sanitaria.

«Las sanciones pueden ser cuantiosas», ha remarcado Patricia Gómez en declaraciones a los medios de comunicación durante el acto de presentación de tres camiones que reforzarán la red de vacunación.

También la Policía Local de Palma ha iniciado el procedimiento correspondiente a partir de las actas que levantaron los agentes que ordenaron el cese de la fiesta, lo que se llevó a cabo sin incidentes, informaron fuentes municipales.