El doctor Arranz ha recordado que la desescalada en el uso de la mascarilla es una decisión a nivel nacional que debe tener en cuenta la situación de todas las comunidades. | M. À. Cañellas

26

El portavoz del comité autonómico de enfermedades infecciosas, Javier Arranz, considera que la situación de Baleares es óptima para retirar la obligatoriedad de llevar mascarilla en espacios exteriores. «Ahora bien, nos preocupa que se confunda retirar la mascarilla fuera con que no sea necesario tomar medidas de protección», asegura, porque «una cosa es quitarla en la calle y otra que la gente entre en un establecimiento sin ella», añade.

La decisión está sobre la mesa de la comisión nacional de Salud Pública, cuyos técnicos se reunirán este martes por la tarde. El miércoles será el turno del Consejo Interterritorial, con la participación de las diferentes comunidades en las que ya hay algunas que han solicitado que se tome esta decisión. «Nosotros hasta ahora nos hemos basado en decisiones técnicas y habrá sintonía en estos temas. Si se decide, no nos supondría ningún problema», ha añadido el experto. Sin embargo, no habrá una petición expresa de esta comunidad. «Nuestra incidencia nos lo permite pero aquí viene mucha gente de fuera y nos hace ser prudentes. Lo importante es que se pronuncien los expertos», ha añadido el director del IB-Salut, Juli Fuster.

El doctor Arranz ha recordado que la desescalada en el uso de la mascarilla es una decisión a nivel nacional que debe tener en cuenta la situación de todas las comunidades. En cualquier caso, ha dicho , «no significará que nos demos besos o abrazos a todos». Para terminar ha lanzado una advertencia: «parece que ya solo pensamos en quitar restricciones pero estamos a quince días de entrar en verano y de que haya mucha movilidad, por lo que no hay que olvidar las medidas básicas para evitar contagios. No sólo dependemos de lo que hacemos aquí, también de la situación de nuestro alrededor. Quiero hacer una llamada a la prudencia», ha concluido.

Noticias relacionadas