Numerosas empresas han tenido que cerrar obligadas por las restricciones sanitarias. | M. À. Cañellas

6

Unos 17.000 autónomos de las Islas y un número similar de empresas pueden solicitar desde este lunes las ayudas de entre 3.000 y 500.0000 euros para compensar las pérdidas causadas por la COVID-19. El Govern abre hoy el plazo de solicitud y espera poder empezar a pagar a los autónomos a partir del próximo mes ya que la concesión de esta ayudas será automática y la verificación de toda la documentación se hará tras recibir el dinero.

Se trata de una inyección de dinero nunca vista hasta ahora en la Comunitat ya que autónomos y empresas cobrarán unos 855 millones de euros en los próximos meses. El Govern tiene de plazo hasta finales de año para pagar estas ayudas y todo lo que no se abone volverá a manos del Gobierno. Por esta razón, el Ejecutivo de Francina Armengol tiene prisa por pagar cuanto antes y que no se pierda ni un euro.

Las condiciones

Las empresas que tengan deudas con la Seguridad Social o con la Agencia Tributaria no tendrán derecho a estos pagos, pero desde el Govern afirman que se trata de una cifra mínima ya que los últimos datos apuntan a que la morosidad es de tan solo un dos por ciento del total de empresas. Además, al 90 por ciento de las que tienen deudas se les ha concedido un aplazamiento que en la práctica es como si estuvieran al corriente de pago. La única condición que debe cumplir las empresas y autónomos es la obligación de mantener la actividad al menos un año desde que reciben el dinero.

La Agencia Tributaria será la encargada de hacer las gestiones. Las ayudas son finalistas y deberán destinarse a cubrir deudas de suministros, así como tributos, salarios, arrendamientos o reducción de la deuda financiera, incluidas las deudas con los socios o con administradores en general, que se hayan contraído entre el de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2021.

El diseño de la convocatoria prevé cubrir costes que hayan supuesto una bajada superior al 30 por ciento del volumen de las operaciones con respecto a 2019 en dos líneas. Habrá una línea de hasta 3.000 euros para empresas y profesionales que apliquen el régimen de estimación objetiva sobre la renta de las personas físicas.

Habrá otra línea de entre 4.000 y 500.000 euros para empresarios o profesiones que apliquen el régimen estimación directa y el impuesto de sociedades. El Gobierno había fijado el tope de esta subvención en 200.000 euros, pero el Govern la consideró insuficiente y decidió elevar el tope hasta los 500.000 euros.