La consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, durante su comparecencia. | CAIB

7

Baleares recibirá en junio 411.200 vacunas contra la COVID-19 de los distintos laboratorios y ya ha empezado a inyectar segundas dosis a trabajadores temporales que están desplazados en las islas, ha dicho la consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez.

Gómez ha defendido que «el plan de vacunación avanza progresivamente», en una comparecencia voluntaria ante la comisión de Salud del Parlament donde ha pedido confianza en que «las vacunas que llegan se administran» y ha recalcado que «muchas personas velan por que el proceso sea correcto».

Ha insistido en que la capacidad del sistema público de salud es de poner 200.000 vacunas semanales y que en la actualidad, por las vacunas que van llegando, «los centros de vacunación, la mayoría no están al cien por cien».

«Pondremos todas la vacunas pero quiero garantizar que los trabajadores esenciales a quienes ya se ha aplazado la segunda dosis de la pauta 12 semanas tendrán vacuna, y que las personas de 60 a 69 años, los que más preocupan, tengan las segundas dosis», ha asegurado Gómez, que ha explicado que el Ib-Salut ha guardado vacunas de AstraZeneca porque necesitará unas 86.000 segundas dosis próximamente.

De los alrededor de 38.000 trabajadores esenciales menores de 60 años que tienen derecho a recibir una segunda dosis de AstraZeneca 32.533 han optado por esta farmacéutica y 4.375 han pedido Pfizer.

A esas dosis de AstraZeneca necesarias se suman las alrededor de 53.000 personas de 60 a 69 años que también empezarán a recibir la segunda dosis de esa marca a mediados de junio.

Gómez ha explicado que la Conselleria ha reservado 55.000 dosis para ellos, a las que se suma la remesa de AstraZeneca llegada el 3 de junio, de 33.100 dosis, que es «la primera y única que llegará este mes». «Es un ejercicio de previsión», ha defendido la consellera balear, que ha advertido de que «muchas comunidades autónomas han manifestado que no tendrán dosis de AstraZeneca porque no enviará más».

«Estamos a la cola en vacunación, pero hay grupos de edad en los que no», ha dicho Gómez, que lo atribuye a la distribución de las vacunas por grupos de edad, que comenzó con la población de más edad, que en Baleares es muy inferior a otras comunidades.

«Vamos a buen ritmo», ha afirmado y ha destacado que «una de cada cinco personas de Baleares» ha completado la inmunización, con cerca de un 22 % de población diana con la pauta completa, y un 45 % «ya tiene la primera dosis puesta».

Por franjas de edad, de los mayores de 80 años, el cien por cien tiene la pauta completa; de 70 a 79 el 95,3 % ya tiene una dosis y un 92 % la pauta completa; de 60 a 69 años, un 83,3 % tiene una dosis y el 8,6 % pauta completa, porque la mayoría están pendientes de la segunda dosis a partir de mediados de junio.

Noticias relacionadas

Gómez ha admitido que en esta última franja hay «margen de mejora» y ha puntualizado que hay personas a las que se ha llamado hasta 4 veces para ofrecerles cita, e incluso algunas han amenazado a quienes les llamaban, por sus reticencias a vacunarse con AstraZeneca.

Ha dicho al respecto que cuando acaben todas las franjas de edad, se empezará la recuperación de quienes no se hayan vacunado. Gómez ha dicho que estas personas de 60 a 69 sin vacunar le preocupan «porque estas personas pueden ingresar en UCI y se pueden morir».

De 50 a 59 años hay un 74,5 % con al menos una dosis y 24 % con pauta completa; y de 40 a 49 hay un 30,1 % con al menos una dosis.

Sobre la situación de la pandemia en Baleares, Gómez ha destacado que Baleares es la cuarta región europea con menos incidencia en el Mediterráneo, la comunidad autónoma con una menor incidencia tanto a 14 como 7 días, así como que Menorca ha sido la primera región de España en alcanzar en situación de nueva normalidad, y que Formentera también ha entrado hace pocos días.

«Pensamos que estamos en la recta final de la pandemia pero tenemos que seguir con las medidas de protección de la mascarilla, limpieza de manos y esta en espacios abiertos», ha asegurado.

Ha dicho hay 13 personas ingresadas en UCI y que uno de cada cinco ingresados tiene menos de 50 años.

Sobre la vacunación a desplazados y turistas, ha dicho que Baleares fue la primera comunidad que mandó un protocolo al ministerio para asumir a todo el personal desplazado, tanto extranjero como nacional, que todavía no ha dado lugar a una estrategia, pero ha precisado que «las segundas dosis de trabajadores temporales ya se están poniendo».

Gómez ha admitido que, si se aprueba que haya que vacunar a turistas será «una dificultad añadida» para Baleares, para una logística «que ya es muy complicada».

Sobre si pondrán vacunas las empresas, ha dicho que «no es fácil» y será viable cuando cumplan los criterios que establece Salud de vacunar por franjas de edad, tener sistemas adecuados de conservación para las vacunas ultracongeladas y poder registrar las que ponen.

Acerca de la mascarilla, la consellera ha dicho compartir la opinión del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, de que pronto podría dejar de ser obligatoria «en el exterior, en espacios abiertos».

Gómez ha dicho que a finales de esta semana, Bitcita llegará a las 200.000 citas dadas y, en el teléfono Infocovid, 60 personas atienden unas 37.000 llamadas al día de media.