Dos plantas más a cambio de modernizar. El decreto ley que se aprobó cuando Carlos Delgado era conseller de Turisme permitía levantar dos plantas más a cambio de que se modernizara el hotel y subiera de categoría. El año 2015, coincidiendo con el fin de mandato del PP, fue el de mayor inversión.

5

El Govern balear ha recibido en poco más de un año 20 expedientes de modernización de hoteles, que suman 37 millones de euros, una inversión muy lejos de los 374,9 millones que se gastaron en el año 2015, el de máxima inversión al albur de la ley que promovió el entonces conseller de Turisme Carlos Delgado que permitía la ampliación de hasta dos plantas de los hoteles a cambio de que subieran de categoría.

Mientras estuvo vigente esa norma, entre los años 2013 y 2017, el Govern tramitó un total de 778 proyectos de modernización mientras que en 2018 solo consta un expediente. Del año 2019 no hay datos y desde mayo de 2020 hasta la fecha se han tramitado 20 expedientes. En la última década se han modernizado un total de 916 establecimientos y la inversión global entre 2010 y 2018 suma 1.214 millones, según figura en una respuesta del Govern al PI.

El pacto de izquierdas ha modificado en dos ocasiones la propuesta de Carlos Delgado, primero con Biel Barceló al frente de la Conselleria y después con Iago Negueruela como conseller de Model Econòmic.

El último cambio

Esta última modificación se aprobó en mayo del año pasado, en el marco de un decreto ley de medidas urgentes para combatir las consecuencias económicas de la COVID-19. La modificación facultaba al Govern a autorizar la ampliación de hoteles hasta un 15 por ciento con la condición de que no supusiera un aumento de plazas, a diferencia de la ley aprobada por el Govern de José Ramón Bauzá.

El decreto permitía ampliar la superficie edificada para introducir mejoras de eficiencia energética y del consumo de agua con el propósito de aumentar la calidad de los establecimientos y reducir los vinculados al turismo de excesos, según explicó el Govern cuando aprobó esta normativa.

El decreto también posibilitaba el cambio de uso de los hoteles considerados obsoletos para que se pudieran reconvertir en viviendas o en residencias para la tercera edad. La norma suspendía, además, la posibilidad de dar licencias de alquiler vacacional en las viviendas unifamiliares de Palma para reducir la presión turística, garantizar la convivencia y fomentar el acceso a la vivienda, según el Govern.

Tanto la posibilidad de ampliar hoteles como la moratoria de alquiler turístico en Palma dejarán de estar en vigor el 31 de diciembre de este año.

El PI pide que se cambie el decreto para facilitar que haya más inversiones

El diputado del PI Josep Melià, autor de la pregunta al conseller de Model Econòmic, señala que su partido pide una normativa más flexible que permita las renovaciones de los hoteles, sin que aumente las plazas, y cree que el decreto aprobado como ley por el Parlament no está cumpliendo la función para la que se pensó como demuestran los datos de inversión facilitados por el Govern. Señala que la ley ha servido para bien poco y cree que es imprescindible hacer un replanteamiento. Recuerda, además, que la posibilidad de ampliar el hotel para mejoras ambientales finaliza este mes de diciembre, por lo que considera que el Govern debe darse prisa a la hora de decidir si renovará o no esta posibilidad.