La pandemia mejora la calidad del aire en Baleares. | Jaume Morey

1

La calidad del aire de las Islas Baleares mejoró en 2020 a causa de las medidas especiales para hacer frente a la COVID-19 y la reducción del tráfico, así como por el menor número de días de episodios africanos o intrusiones de aire sahariano que en 2019.

El «Informe de calidad del aire de las Islas Baleares 2020» revela una mejora a causa de las medidas especiales, relativas a la movilidad interior y exterior, para hacer frente a la COVID-19, ha informado la Conselleria de Transición Energética en un comunicado.

El informe advierte de que, aunque 2020 no es un año representativo desde el punto de vista de la calidad del aire, precisamente a causa de estas medidas especiales, se ha comprobado que la situación está entre «buena» y «excelente» para la mayoría de contaminantes.

Esa evaluación se da en las mediciones de dióxido de azufre (SO2), dióxido de nitrógeno (NO2), monóxido de carbono (CO), benceno, benzo(a)pireno, PM2,5 y metales. De forma global, los valores medidos son inferiores a los de los últimos años.

El informe destaca el dióxido de nitrógeno (NO2) en Palma que, con un valor promedio anual de 24 microg/m³, obtiene una buena calidad del aire, debido principalmente a la caída del tráfico de vehículos en el entorno de la estación de medición, por la pandemia. Baja respeto a los 32 microg/m³ de 2019, lejos del valor límite anual para la protección de la salud establecido en 40 microg/m³.

Únicamente en el caso del ozono (O3) se han obtenido valores regulares, que también mejoran los de años anteriores. En Baleares es habitual que durante los meses de verano se supere el valor objetivo de este gas para la protección de la salud, fijado en valor octohorario de 120 microg/m³, ha recordado la Conselleria

Se han logrado máximos octohorarios medidos de la orden de 111-134 microg/m³. En 2020, no se ha detectado ninguna superación horaria del umbral de información (180 microg/m³) ni del umbra alerta en la población (240 microg/m³).

En 2020 se han medido valores inferiores que en 2019 consiguiendo todas las zonas una calidad del aire regular. La actual legislación fija un valor objetivo octohorario (medias horarias de concentraciones durante ocho horas consecutivas) para la protección de la salud humana de 120 microg/m³, que no tendrá que superarse más de 25 días en cada año, en un periodo de 3 años. Todas las estaciones cumplen, este año, este límite.

Los niveles de partículas PM10 durante el 2020 fueron, en general, ligeramente inferiores a 2019. Las islas sufrieron menos episodios africanos o intrusiones saharianas.

En 2020, se avisó a la población de tres periodos de superaciones del valor límite diario para la protección de la salud de PM10, establecido en 50 microg/m³, debido a los episodios naturales de intrusión de polvo sahariano en las islas. El primero entre los días 21 y 25 de enero, el segundo entre el 28 y 29 de febrero y el tercero del 21 al 23 de octubre.

El Director General de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava, ha indicado que, aunque el informe no se puede considerar representativo porque ha habido varios meses de restricciones a la a circulación y la movilidad por pandemia, «muestra cómo la reducción de emisiones hacen mejorar la calidad del aire».

Ha recalcado que «la descarbonización de Baleares también pasa por la reducción de las emisiones».