Botellón en la playa de Palma. | Twitter: @IB3noticies

34

Las imágenes de cientos de personas reunidas y bebiendo alcohol en la Playa de Palma se vienen repitiendo desde hace días. Lo aseguran los vecinos de la zona, y también los del Arenal de Llucmajor, que son testigos de la vuelta del botellón a pie de playa, en primera línea, algo que no veían desde hace ya muchos meses. El buen tiempo, la relajación ,y finalmente eliminación del toque de queda, y la llegada de turistas ha convertido en la playa en la mejor alternativa al cierre del ocio nocturno para los jóvenes. «O abren los bares o seguirán los botellones en la playa de Palma», lamenta David Servera, de la asociación de vecinos Amics de l’Arenal. Comparte que en los últimos días «hay más ruido» y «quejas» de los vecinos por los desmanes de turistas, y destaca especialmente a grupos de jóvenes holandeses.

El presidente de la asociación de vecinos de la Playa de Palma, Francisco Nogales, señala que tiene que existir «un equilibrio entre la tolerancia y la regulación. Han estado muchos meses reprimidos y ahora se va de madre». Después de meses complicados, «en la playa de Palma tenemos que aguantar un poco. Hemos tenido paz, pero la hemos tenido a costa del coste de empresas y trabajadores». En ese sentido, insiste en que «hay que valorar lo que va sucediendo en los próximos días y actuar en consecuencia». Nogales no justifica lo que lleva ocurriendo desde hace varias noches, pero «hay tanto pub cerrado, que van a juntarse donde pueden».

Noticias relacionadas

Esta pasada noche, la Policía Local de Palma intervino en la zona para dispersar a los jóvenes que hacían botellón en la playa en un operativo «previsto», según han informado este viernes. En el Arenal de Llucmajor se notaron los últimos coletazos de la fiesta, con más ruido en la calle por parte de las personas que volvían del botellón. Desde la Policía Local del municipio, que adelantó a este jueves su operativo especial de verano, aseguran que se reforzó el personal de servició para controlar los accesos y atender a las quejas de ruido; pero no tuvieron que atender incidencias por botellón.

La aglomeración de jóvenes en la Playa de Palma durante las últimas noches no sorprende a la presidenta de la Plataforma Antidelincuencia de la Playa de Palma, Ana Rodríguez: «Es más de lo mismo. Si no se pone freno a esto será grave. Nos jugamos mucho y estas imágenes no ayudan y sio no ponemos coto a esto se desmadrará». Y advierte: «No nos confundamos, la gente que ayer estaba en la playa es en mayoría gente de aquí, son nuestros jóvenes».

La Policía Local de Palma, que esta pasada noche actuó en varios botellones en la ciudad, ha informado de que este viernes se reforzará el operativo, que se intensificará con la coordinación con la Policía Nacional y los inspectores del Govern.