Imagen de un aula de la UIB. | Pere Bota

0

La Universidad de las Islas Baleares no ha sufrido ningún brote de COVID-19 en el primer año de la pandemia, de marzo de 2020 a marzo de 2021, ni ha tenido que cerrar ningún aula, laboratorio o edificio a causa del virus, según un informe elaborado por la UIB.

«De marzo a marzo. Un año de pandemia en la Universidad de las Islas Baleares» recoge todas las medidas adoptadas para afrontar la situación causada por la COVID-19 y que han evitado que se haya producido ningún brote en las instalaciones universitarias, ha informado la UIB en un comunicado.

Este curso, desde el 28 de septiembre al 28 de marzo, han dado positivo 329 alumnos y 17 docentes, según recoge el informe de 96 páginas.

Para adaptarse a la situación, ha habido horas de docencia adicionales derivadas de la situación sanitaria, con 797 horas docentes más entre los dos semestres de este curso y 532,5 horas más en semanarios y conferencias.

El informe detalla el impacto negativo que la pandemia ha tenido en la situación financiera de la universidad y cifra el coste de los gastos derivados de la covid-19 en 2,4 millones de euros para los años académicos 2019-20 y 2020-21.

La UIB ha elaborado el informe para contar con una visión completa e integrada de las actuaciones universitarias ejecutadas en el segundo semestre del año académico 2019-20 y las vigentes en 2020-21 y dar a conocer «el gran esfuerzo que, desde marzo de 2020, ha hecho toda la comunidad universitaria: los alumnos, el personal docente e investigador, y el personal de administración y servicios», señala la nota.

Las decisiones adoptadas han ido encaminadas a mantener la máxima presencialidad posible, «siguiendo las medidas sanitarias y manteniendo el rigor académico, con el objetivo de que los estudiantes no se vieran perjudicados en el proceso de enseñanza y aprendizaje ni en la consecución de las competencias previstas en sus estudios».

Como ejemplo de la adaptación a la situación, el informe recoge que, en la evaluación del segundo semestre del curso 2019-20, hubo exámenes de 663 asignaturas y se examinaron 11.802 alumnos (se presentaron a examen el 74 %).

El resultado es que hasta finales de marzo de 2021 no ha habido ningún brote en las instalaciones de la UIB, no ha sido necesario cerrar ningún aula, laboratorio o edificio y no ha sido foco de transmisión del virus.

El informe también recoge las iniciativas solidarias y culturales que ha llevado a cabo la comunidad universitaria para dar respuesta a la situación de emergencia causada por la covid-19 y los proyectos de investigación para generar conocimiento nuevo ante los retos que ha planteado y plantea la pandemia, en diversas ramas del conocimiento.