2

Un total de 13 sindicatos y asociaciones profesionales se han constituido este jueves en la plataforma por una «Insularidad digna» y han asegurado que los empleos en Balearse son «poco atractivos» y, mayoritariamente, son «abandonados en la primera ocasión», sin que haya arraigo profesional.

Esto se debe al alto coste de la vida y al precio de la vivienda, sumado a los «inconveniente» de la insularidad, el transporte, el desarrollo de la vida familiar y personal y la «realidad» lingüística.

Esta mañana se ha presentado ante la sociedad este movimiento de unidad de acción sindical para defender la calidad del Sector Público Estatal en las Islas Baleares y por la mejora de las condiciones laborales del personal a su servicio.

Forman parte del mismo 13 sindicatos y asociaciones profesionales del ámbito de la Administración General del Estado, como la Policía Nacional y la Guardia Civil.
Este sector proporciona, han explicado en rueda de prensa, servicios básicos que garantizan el bienestar y la seguridad de la población en los campos de la seguridad social, SEPE, justicia, AEAT, policía nacional, guardia civil, instituciones penitenciarias y un largo etcétera que «sufre el abandono institucional y la pérdida de recursos humanos en una sociedad en crecimiento poblacional».

«Los puestos de trabajo en Baleares en poco atractivos y son mayoritariamente rechazados o bien abandonados en la primera ocasión, sin que exista arraigo; la falta de reposición de jubilaciones apuntilla una insostenible pérdida de conocimiento y experiencia, necesarios para un mejor servicio público», afirman los 13.

Todos ellos han lamentado la situación de los servicios públicos estatales en Ibiza y Formentera, el impacto negativo en Menorca o las graves deficiencias en Mallorca, por lo que exigen «soluciones adecuadas a cada realidad insular».

Con carácter individual, estos sindicatos ya se han dirigido a las instituciones políticas y partidos para trasladar un «un mensaje de alarma sobre la situación de los servicios públicos estatales, pero lamentablemente la respuesta ha sido nula».

Por todo ello han sumado fuerzas y han constituido esta plataforma para «dar visibilidad, aportar propuestas y exigir soluciones urgentes al grave problema que vivimos, estableciendo un hito laboral y social que debe ser correctamente valorado y que obedece a la gravedad del problema».

El objetivo es conseguir «la dignidad y el respeto que esta comunidad autónoma, sus ciudadanos y las personas que trabajan para el Estado se merecen», así como «obligar a los políticos a la resolución urgente del problema».

Si la vía del diálogo no es suficiente, los 13 iniciarán «todas las actuaciones precisas» para lograr los objetivos marcados, con concentraciones y paros incluidos, e informarán a la ciudadanía y a los empleados del Estado.

«Esta comunidad autónoma se merece una insularidad digna y trabajaremos por ella: por unos servicios públicos de calidad», han reivindicado.