Francina Armengol. | Redacción Local

9

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha destacado este jueves que «Baleares está acaparando hoy el 60 % del turismo que sale de Alemania» y que las cifras de los aeropuertos de las islas avanzan un 30 % semanal. «La temporada será fuerte y nos permitirá recuperar miles de empleos», ha augurado.

«Nuestra economía se prepara para correr y recuperar el tiempo perdido», ha dicho Armengol durante un coloquio en línea organizado por Executive Forum. «Somos el destino del Mediterráneo más seguro», ha afirmado.

Según Armengol este verano «será el de la recuperación, con cifras de conectividad similares a 2019» y en algunos mercados, incluso puntualmente superiores. Ha indicado que el archipiélago quiere aprovechar el ahorro de los mercados emisores y el «apetito de viajar» para alargar la temporada.

«Recogemos los frutos de la abnegación», ha dicho sobre la situación epidemiológica de Baleares y ha destacado que las islas tienen el índice de mortalidad más bajo, los hospitales «en muy buenas condiciones» y uno de los índices de coronavirus de los inferiores de Europa, con lo que es uno de los pocos destinos turísticos abiertos.

Ha defendido «la decisión ética de poner la salud ante todo». «Salvar vidas ha marcado la estrategia pero si hubiéramos optado solamente por salvar nuestra economía, la más dependiente de la movilidad y del turismo, las decisiones habrían sido similares si no idénticas», ha reflexionado.

«Hoy que media España sigue cerrada a la movilidad internacional pero las islas llevamos semanas de entradas de turistas y crecimientos semanales de actividad, hoy que lideramos la reactivación el empleo y apertura de negocios, se comprueba a la perfección que para Balears no había dilema entre salud y economía», ha agregado.

Ha insistido en que el objetivo era llegar en buena situación a la temporada turística: «Solo garantizando la máxima seguridad sanitaria podíamos llegar a junio como hemos llegado: con las puertas abiertas y todos los factores a favor para que esta temporada sea la de la recuperación inmediata y casi total de la economía y el empleo».

Además de llegar con baja incidencia al momento de la reactivación turística, Armengol ha señalado que también era fundamental hacerlo «con la mayoría de la empresas activas, los puestos de trabajo vivos y las familias protegidas».

De cara al futuro ha abogado por la diversificación de la economía y ha recalcado que «urgen cambios estructurales que requieren tiempo». Armengol ha destacado la importancia de responder a la crisis climática y ha apuntado la oportunidad que implican los fondos europeos «Next Generation».

La presidenta balear ha asegurado que Baleares ha llegado a la puesta en marcha de esa inversión «con los deberes hechos», porque los principios rectores de ese fondo europeo «coinciden con los planes estratégicos del Govern», que ya contaba con unos «cimientos».
Ha citado como objetivos estratégicos la modernización tecnológica, la economía del conocimiento, las energías limpias, la sostenibilidad y reducción de la huella humana, la diversificación productiva, la formación y el desarrollo profesional y el impulso de nuevos sectores basados en la innovación.

Armengol ha alabado los acuerdos alcanzados para afrontar esta crisis sanitaria tanto entre administraciones como entre empresariado y trabajadores y «entre distintas sensibilidades de la sociedad», ha destacado el respaldo al Govern de parte de la oposición y ha pedido constancia en el diálogo.