El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart; el líder de ERC, Oriol Junqueras; y los exconsellers Raül Romeva y Jordi Turull en una imagen de archivo de una de sus salidas de la prisión de Lledoners. | Pau Venteo / Europa Press

24

Los indultos de los presos de procés que el Gobierno de Pedro Sánchez tiene sobre la mesa están suscitando mucha polémica en toda España y Baleares no es una excepción.

PSIB-PSOE

El senador Cosme Bonet explica que el PSIB-PSOE es partidario de los indultos y destaca que es una decisión que le corresponde tomar al Gobierno: «Nosotros apoyamos la decisión del Ejecutivo», ya que entiende que es «un paso importante en defensa de la concordia y el entendimiento que necesitamos para superar el conflicto».

A su modo de ver, «no hacer nada conduce a un callejón sin salida». Por ello, entiende que alguien tiene que hacer un movimiento valiente para salir y eso no es ir a Colón», en referencia a la manifestación que hay convocada. Aunque deja claro que respeta la postura del Supremo, que se opone a los indultos, aclara que no se trata de condenas perpetuas y subraya que los políticos presos ya han cumplido parte de sus condenas.

Preguntado por si el PSOE puede perder votos por los indultos, responde que las decisiones no se deben tomar en base a los resultados electorales y asegura que de hacerse así, España aún estaría haciendo la transición. Además, se muestra convencido de que «hay menos coste político y más comprensión de la que dicen algunos tertulianos en los medios de comunicación».

PP

El secretario general del PP, Toni Fuster, asegura que «no es un indulto, es un pago político». En este punto, añade que «los indultos que el Gobierno de Sánchez está dispuesto a aprobar son el gran pegamento del Gobierno de Frankestein para la segunda parte de la Legislatura, son su garantía política de que podrá permanecer en el sillón de La Moncloa. El único ‘problema’ que resuelven los indultos es la supervivencia de Sánchez. De concederse el indulto a los condenados por sedición, Sánchez estará escribiendo una de las páginas más tristes de la democracia».

Fuster advierte que el PP no se va a callar. «Nos opondremos a los indultos desde la firmeza del estado de Derecho, la superioridad de los valores constitucionales y la serenidad de una gran democracia como la española. Estaremos en todas las iniciativas en defensa de nuestros principios porque sabemos dónde tenemos que estar. Nos debemos a los españoles y a nadie más».

Por ello, explica que han iniciado una campaña de recogida de firmas contra los indultos y participarán en la concentración convocada para el próximo 13 de junio. «La sociedad civil cuenta con nuestro apoyo para unir a los españoles en la calle, y luego lo haremos en las urnas», concluye.

Podemos

Alejandro López, secretario de organización de Podemos, cree que un conflicto político y territorial «nunca debería haberse judicializado. Lo único que ha logrado es agravar el problema en Cataluña». En este sentido, recuerda que la falta de diálogo de Mariano Rajoy con Cataluña y su estatuto frustrado son la causa directa de la situación que se vive hoy en día en esta comunidad.

Por eso, apunta que la figura del indulto es una «vía legal y de interés general» para lograr la cohesión social y territorial. Y confía en «el diálogo, como única vía para llegar al consenso en Cataluña, con una ciudadanía dividida».

Ciudadanos

El grupo parlamentario de Ciudadanos en Baleares ya registró la semana pasada una Proposición No de Ley (PNL) en el Parlament para condenar y rechazar la concesión de indultos, por parte del Gobierno, a los políticos condenados por el 'procés.

Patricia Guasp, coordinadora autonómica de Cs Baleares y portavoz parlamentaria, apuntillla que «no está de acuerdo con ningún indulto con finalidad política», al tiempo que considera «indecente» que Pedro Sánchez hable de venganza y revancha para referirse a la situación de los políticos presos.

Por eso, ha recordado que su partido ha convocado una concentración en Barcelona el 11 de junio para protestar, y que la concentración del día 13 en Madrid ha sido organizada por la sociedad civil, y que la líder de su formación, Inés Arrimadas, solo acudirá a título personal.

Més

El coordinador de Més per Mallorca, Antoni Noguera, es partidario de los indultos, ya que «todo lo que sea aligerar el sufrimiento cruel de los presos políticos es una buena noticia».

Vox

El líder de Vox en las Islas, Jorge Campos, se ha mostrado muy crítico con los posibles indultos: «Es una barbaridad y pisotea el estado de derecho, porque los líderes del procés no se han arrepentido y aseguran que lo volverían a hacer».

Por eso, confirma que su partido a nivel nacional recurrirá los indultos y se querellará contra el Consejo de Ministros: «Pedro Sánchez se ha 'entregado' a sus socios separatistas; al igual que el Govern balear, que también se ha mostrado de acuerdo con los indultos. Francina Armengol es tan radical como Sánchez».

OCB

El presidente de la OCB, Josep de Luis, considera que se trata de «un tema estéticamente chocante». En este sentido, recuerda que la ley de 1870 regula el indulto y no entiende «por qué tanto rasgar las vestiduras, cuando se ha indultado hasta a terroristas de estado».

A su modo de ver, los indultos «solucionan una parte del problema que ha generado la taberna mesetaria en Cataluña». En este sentido, precisa que se trata de una decisión del Consejo de Ministros. Su opinión personal es que «se tiene que ir a la Ley de Amnistía», ya que sostiene que «los indultos son una 'piececita' que pueden aliviar el sufrimiento personal pero no actúan en el fondo del problema».

Sociedad Civil Balear

«Creo que somos mayoría los españoles de diversa ideología que defendiendo la Constitución, la unidad de España y el espíritu de concordia del 78, rechazamos los indultos que está preparando el Gobierno», asegura tajante Bartomeu Berga, presidente de Sociedad Civil Balear.

Además, apuntilla que «no es compatible», como defiende Pedro Sánchez, «el respeto a la ley con considerar las sentencias como revanchas o venganzas». Como tampoco lo es, como defiende Pere Aragonés, presidente de la Generalitat, «el indulto con la amenaza de volver a hacerlo a través del ejercicio del derecho de autodeterminación y una ley de amnistía».

Abogados

El abogado Pedro Casado se muestra contrario al indulto porque los presos no han cumplido suficiente condena y porque no se arrepienten de los hechos. Casado precisa que entiende que conceder los indultos es una potestad discrecional, pero defiende que se tiene que fundamentar en algo. Además, añade que aún ha pasado muy poco tiempo.

Por su parte, el penalista Gregorio San José también se muestra disconforme con el posible indulto, que considera, dice, «hecho a la carta». En este sentido, recuerda que los presos no han mostrado arrepentimiento alguno y, además, aseguran que si pudiera, volverían a hacerlo. ¿Dónde está el arrepentimiento?, se pregunta San José, al tiempo que señala que, si fuese socialista, tendría más sentido modificar el delito de sedición y revisar las condenas. Eso sí, advierte de que una medida así podría permitir el retorno de Carles Puigdemont.