Los enfermos más graves tienen que ser ingresados en la UCI. | T. Ayuga

13

Baleares acumula 12 días consecutivos sin notificar fallecidos con COVID-19. Desde el inicio de la pandemia el coronavirus se ha cobrado la vida de 840 personas en las Islas.

Además, cabe precisar que eran óbitos que se había producido con anterioridad y se habían sumado al cómputo total tras una actualización de datos. El último día que se produjo la muerte de una persona con COVID-19 en las Islas fue el 17 de mayo. Sin embargo, es arriesgado decir que desde ese día no se han producido víctimas mortales porque podría ser que saliese alguna al actualizar los datos.

La Conselleria de Salut ha dado cuenta este miércoles de 33 nuevos casos positivos de coronavirus y el total desde el inicio de la crisis sanitaria asciende a 60.334. La tasa de positividad es del 1,17 %; se han realizado 2.820 pruebas de diagnóstico en las últimas 24 horas.

Noticias relacionadas

En cuando a la presión asistencial, cabe precisar que en la UCI hay dos enfermos más con COVID-19: el total es de 14; en planta hay 20 pacientes, dos menos. Además, se han dado seis altas hospitalarias y 30 en Atención Primaria.

En las residencias de la tercera edad hay un profesional contagiado; no hay residentes infectados desde el pasado mes de febrero. Antes de ser vacunados fallecieron 259 usuarios de estos centros con coronavirus.

Entre los profesionales sanitarios hay 46 afectados por el virus: 10 de ellos con el contagios activo y el resto se encuentran aislados por haber sido contacto estrecho de un positivo.

Salut ya ha aplicado 558.055 dosis de la vacuna contra el coronavirus en Baleares. El 40,2 % de la población ya ha recibido al menos una dosis y el 17,6 % ya tiene la pauta completa.