Mercedes Garrido, este martes en el Parlament. | Twitter: @GarridoMercedes

3

La consellera de Presidencia, Función Pública e Igualdad, Mercedes Garrido, ha anunciado en el Parlament que el Govern duplicará los inspectores, al contratar a 10 más en las próximas semanas para tramitar las sanciones por incumplimientos de la normativa por la COVID-19, que ascienden a 4,2 millones.

En el turno de preguntas de control al Govern en el pleno del Parlament, el diputado del PP Juan Manuel Lafuente ha cuestionado la gestión del Govern en relación con estas sanciones y ha criticado que a estas alturas solo se haya cobrado un 4 % de los expedientes y menos del 3 % de las cuantías de las sanciones.

La consellera Garrido ha defendido que la gestión de las sanciones del Govern es «altamente eficaz» y ha dicho que 10 instructores tramitan una media de 300 expedientes.
Ha explicado que se han impuesto sanciones por incumplimientos de la normativa por la COVID-19 por valor de 4,2 millones, de los que 180.000 euros ya se han cobrado de manera anticipada, con la reducción de un 40 %, lo que supondría sanciones por valor de 300.000 euros.

Además están en tramitación en período voluntario sanciones por 225.000 euros más. Ha puntualizado que el plazo de tramitación de los expedientes de manera anticipada es de 52 días y de los no anticipados de 110 días.

La consellera ha anunciado que se contratará a 10 instructores entre esta semana, la próxima y la siguiente.

Garrido ha detallado que se han impuesto sanciones muy graves por valor de 2.580.000 euros, 970.000 por sanciones graves y 648.000 por leves.

Hay un total de 21.000 expedientes registrados, de los que 15.500 se han iniciado en Mallorca, 1.800 en Menorca, 3.200 en Ibiza y 267 en Formentera. Cada semana se registran en torno a 700 actas y se inician 100 expedientes.

Garrido ha recalcado que toda esta tramitación se está realizando «sin escatimar ni un solo procedimiento administrativo», por lo que considera que «la gestión del Govern en este aspecto es altamente eficiente».

Lafuente ha reprochado a Garrido que hace cuatro meses que pidió los datos por escrito y no le fueron facilitados, del mismo modo que pidió copia del expediente relativo «al famoso Bar Hat» y le respondieron que no le daban copia porque está en trámite. «Es otra forma de cómo se oculta la información a la oposición», ha acusado el diputado del PP.

El diputado ha asegurado que dudo de la celeridad y la eficacia del Govern en la gestión de las sanciones y ha recordado que cuando comenzaron a imponerse prometieron tolerancia cero, «pero ni transparencia, ni celeridad, ni eficacia».

Garrido le ha respondido que toda la información de los datos se la facilitó a otro diputado del PP, a Camps, y ha señalado que no se puede dar información sobre un expediente en tramitación.