Se espera que se puedan reducir algunas limitaciones entre las que figuran el número de comensales por mesa, que ahora es de solo cuatro personas. | Pere Bota

7

Los representantes del sector de la restauración pedirán al Govern balear poder abrir el interior por la noche una vez que se levante el toque de queda. El Ejecutivo ha convocado para este martes una reunión de la Mesa de Diálogo Social en la que se decidirá la desescalada en la restauración. La apertura de los interiores es una de las peticiones para muchos hosteleros que no tienen terraza y que, por lo tanto, deben cerrar a las 18.00 horas.

Lo que sí se da por hecho es que se reducirán algunas limitaciones entre las que figuran el número de comensales por mesa, que ahora es de solo cuatro personas. Este número aumenta en paralelo al aumento permitido en las reuniones sociales y familiares.

Noticias relacionadas

La tercera gran cuestión que deberá resolverse es si hay una ampliación del horario de los bares al suprimirse el toque de queda. La hora límite actual son las 23.00 horas. Es una de las opciones que analiza el Govern ya que, en el caso de Palma, las terrazas del centro deben retirarse a las 23.00 horas. Si solo se permite el servicio en exteriores, los bares del centro deberán cerrar a esa hora sí o sí.