Baleares tiene una población mayoritariamente joven. | Tofol Llinas

9

Apenas 41 kilómetros separan al pueblo más joven de Mallorca del más envejecido. Marratxí es el territorio de la Isla con el menor porcentaje de población mayor de 65 años, mientras que Ariany es el pueblo más envejecido. Entre uno y otro hay una gran brecha entre sus edades medias.

Esta juventud marratxinera, solo el 14,1 % de su población es mayor de 65 años, responde en gran medida, al elevado tamaño medio de sus hogares. En ellos viven, de media, casi tres personas y en casi todos hay, al menos, un menor de edad. El escenario en Ariany es muy diferente, el 28,3 % de su población supera los 65 años, y es el territorio más envejecido.

No solo kilómetros de distancia al más joven del más viejo. Los años también pesan. La edad media en Marratxí es de 40 años, mientras que en Ariany es de 47 años. Tres de cada 10 de los poco más de 800 habitantes que tiene este pequeño pueblo del centro de Mallorca superan los 65 años. Y la mayoría viven solos. Encontrar un menor de edad es casi misión imposible. Estos datos se extraen del Atlas de distribución de renta de los hogares que ha publicado recientemente el Instituto Nacional de Estadística (INE), que ofrece una nutrida información demográfica municipal.

Palma, los jóvenes hacía las barriadas de la periferia

La edad media en Palma se sitúa en los 41 años. A pesar mostrar grandes diferencias entre sus barriadas, puede catalogarse como una ciudad joven. La disparidad más destacable es que la mayoría de la población mayor de 65 años vive en las zonas más céntricas de Palma, coincidiendo también con los barrios que tienen una renta más elevada.

La zona con más población mayor de Palma es Jaume III, el 25,4 % supera los 65 años de edad. Otra de las barriadas más envejecidas es Es Fortí (25, 6 %), Blanquerna (22,9 %) y Plaza España (22,5 %). Entre las población más envejecidas, también destacada la zona del Poligon de Llevant, la parte cercana al parque Krekovic, en la que el 22,5 % de sus habitantes tiene más de 65 años.

En cuanto a la población joven, la mayoría de ella se ha desplazado a la periferia de la ciudad. Las barriadas colindantes al cinturón de la Vía de Cintura han sido habitadas por personas de menor edad. En la barriada de Son Dameto solo el 5,2 % tienen más de 65 años, en Son Rapinya el 7,7 %, en es Rafal 11,4 %, en Sa Teulera el 11,9 % y en la zona de Son Oliva y Plaza de Toros alrededor del 12 %. Otro de los datos que desprende el mapa es que las calles de sa Gerreria, en el centro de Palma, han sido habitadas por jóvenes.

En cuanto a las zonas costeras de Palma, la población es más joven así como se aleja del centro. En la zona de Can Pere Antoni la población que supera los 65 es casi el 20 % mientras que en la zona de Es Molinar y Coll d'en Rabassa es del 16 %.

La Serra de Tramuntana congrega a la población envejecida

La Serra de Tramuntana marca en el mapa tres municipios de amarillo, color que identifica a los que más población mayor de 65 congregan. Además de Ariany, Escorca (27,4 %), Banyalbufar (26,4 %) y Estellencs (27,6 %) también tienen una población más envejecida. A pesar de que Ariany es el municipio con más población adulta, no es el que tiene la media de edad más alta de Mallorca. En Banyalbufar es de 48 y en Escorca de 50. Sin embargo, en los pueblos más cercanos a Palma, así como las zona de Llevant la población es más joven.

En su conjunto, Baleares ha experimentado un incremento en el número de personas mayores de 65 años en la última década. Si en el año 2004 las cifras eran de 132.000 hombres y mujeres, en el 2019 el número ascendió a casi 179.000, lo que supone un crecimiento de más 46 mil personas.