El crucero ‘Mein Schiff 2’ de TUI pretende llegar a Palma el 17 de junio. | Gabriel Alomar

2

El puerto de Palma podría recibir el primer crucero desde hace más de un año el próximo 17 de junio. Se trata una embarcación del grupo turístico TUI, que ya ha solicitado la correspondiente autorización a la Autoritat Portuària de Balears (APB), aún pendiente de conceder.

El crucero realiza solo escalas en puertos nacionales y son los únicos que pueden atracar en las Islas, después de que el pasado viernes la Conselleria de Salut aprobara el protocolo para estas embarcaciones. En cuanto a los internacionales, el Gobierno central todavía no ha dado el visto bueno a su regreso.

El crucero de TUI, el Mein Schiff 2, tiene previsto hacer escala en Palma el 17 de junio, procedente de Málaga. El recorrido se iniciará en Gran Canaria. El grupo turístico ya lo anuncia en su página web. Se trata de una experiencia de crucero ‘burbuja’ que desarrolla TUI, en la que traslada a sus pasajeros en sus propios aviones, y permite únicamente excursiones organizadas por la propia compañía, lo que garantiza que se respeten las medidas de seguridad anti-COVID en todo momento. La compañía prevé que el puerto de Palma se convierta en origen y destino de este crucero.

El protocolo aprobado por el Govern establece que las navieras deben presentar un plan de contingencia y de salud ante las autoridades sanitarias de las Islas veinte días antes de su llegada. Entre las medidas a cumplir, figura la toma de temperatura diaria a los pasajeros, que deberán realizarse un test de antígenos antes de desembarcar en un puerto balear.

También se requiere una prueba negativa a los pasajeros antes de iniciar el crucero, con independencia del puerto donde se inicie el recorrido, así como a la tripulación. En cuanto al desembarque de pasajeros, solo se permitirá en excursiones programadas con su grupo de convivencia estable o en caso de fuerza mayor.