Vista de una calle de Sant Llorenç des Cardassar, tras las inundaciones. | Efe

3

El Govern y la Universitat de les Illes Balears (UIB) crearán un servicio de alerta y gestión de la emergencia frente a los riesgos por inundación.

Este servicio es fruto del convenio firmado ayer por el rector de la UIB, Llorenç Huguet, y la consellera de Presidència, Mercedes Garrido, que permite el desarrollo y transformación de la red de estaciones hidrométricas de la Universitat y de su base de datos históricos, gestionada por el grupo de investigación MEDhyCON, dedicado a la hidrología y ecogeomorfología en ambientes mediterráneos.

El acuerdo facilita la integración de la red hidrométrica de la UIB en la red de sensores de gran alcance del Govern. De esta manera, los datos generados por las estaciones de la UIB estarán disponibles en línea y medirán en tiempo real las condiciones hidrológicas de los torrentes. El servicio incluirá un simulador de prealertas de posibles inundaciones en los torrentes de Balears, integrado a su vez en los protocolos y sistemas de la Direcció General d’Emergències i Interior.

El grupo de investigación MEDhyCON ha instalado desde 2004 una red hidrométrica constituida actualmente por 34 estaciones equipadas con sensores digitales y 4 estaciones meteorológicas. Para la UIB, «los registros históricos de la red en hidrología superficial tienen una gran importancia en las planificaciones hidrológica, de riesgos de inundación y de sostenibilidad de los ecosistemas de torrentes».

El servicio de alerta definirá un seguimiento de crecidas y seleccionará los puntos de control de los torrentes de Balears que se consideren más vulnerables.

El profesor de la UIB Joan Estrany, integrante de MEDhyCON, explicó ayer que «la red mide los cuadales de los torrentes y los incorpora a la base de datos, resultando una información óptima para el servicio de alerta. Podremos predecir dónde se pueden producir inundaciones a nivel de cuenca como unidad de estudio hidrográfico. Así, podemos analizar la situación meteorológica, si el torrente viene muy saturado, el grado de urbanización de la zona o las limitaciones para la evacuación del agua».

Para Estrany, «el funcionamiento de este servicio durante las inundaciones de Sant Llorenç en 2018 habría dado pistas para adelantarse a los acontecimientos y se habrían podido salvar vidas».

El grupo de investigación MEDhyCON forma parte del Institut de Recerca Agroambiental i d’Economia de l’Aigua (Inagea), en el que participan la UIB, el Govern y el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria.