Dos agentes comprueban que se respeta el toque de queda. | M. À. Cañellas

0

El Consell de Govern ha aprobado este lunes modificar el toque de queda, para fijarlo entre las 00:00 y las 6:00 horas desde el 23 de mayo hasta el 6 de junio; actualmente está establecido entre las 23:00 y las 6:00 horas.

Esta medida se remitirá Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares (TSJIB), ya que debe autorizarlo. Cabe precisar que sí estarán permitidos los desplazamientos que se realicen por causas esenciales.

Además, se amplía de seis a ocho el número de personas que se pueden encontrar en reuniones y encuentros familiares y sociales en el exterior, tanto en espacios privados como públicos. En cambio, para espacios interiores privados, el máximo se mantiene en seis personas, sin límite de núcleos de convivencia. No están incluidas en la limitación prevista en este apartado las actividades laborales, las institucionales, las de transporte y las de los centros docentes, ni las actividades deportivas o culturales.

El Consell de Govern también ha autorizado prorrogar en el periodo citado con anterioridad los controles para la entrada en las Islas de personas procedentes otras comunidades autónomas o ciudades autónomas, por vía aérea o marítima.

En las limitaciones a las celebraciones o la permanencia de personas en lugares de culto no hay cambios respecto del último acuerdo: no se puede superar el 50% de la cabida. En todo caso, se tiene que asegurar la distancia de al menos un metro y medio entre personas de diferentes núcleos de convivencia.