Preparación del material para los tribunales. | CAIB

0

La directora general de Personal Docente, Rafaela Sánchez, ha presentado este lunes, en la Mesa Sectorial de Educación y en la Comisión Paritaria, los protocolos para la prevención de la COVID-19 por los que se regirá el proceso selectivo a cuerpos docentes de los próximos 19 y 20 de junio, que contará con más de 5.000 aspirantes.

Sánchez ha declarado tras la reunión, que el objetivo es garantizar un entorno de seguridad sanitaria en las pruebas de selección para las que se ha duplicado el espacio.

«Se ha pasado de dos edificios en la universidad a cuatro y de 15 sedes, a 30».
La directora general ha detallado que la mayoría de las medidas son las mismas que ya se aplican en las escuelas y centros educativos: la distancia se mantiene en 1,5 metros, las ventanas tienen que estar abiertas, es obligatorio el uso de gel hidroalcohólico y de mascarillas. No obstante, «se ha creado un protocolo para los tribunales y otro para los aspirantes».

Cada tribunal podrá establecer medidas adicionales en función de las características de la prueba, del número de aspirantes o del lugar en el que se hagan las pruebas. Además, «los miembros de los tribunales serán los encargados de organizar las entradas y salidas del edificio y del aula, así como también de distribuir a los aspirantes dentro del aula», ha asegurado Sánchez.

La directora general ha señalado que, si algún miembro del tribunal o alguno de los aspirantes presenta síntomas compatibles con la COVID-19 -fiebre, tos, dificultad respiratoria-, «están en aislamiento o cuarentena por diagnóstico o por haber estado cerca de alguien con síntomas, no podrán acceder a la sede para hacer las pruebas».

En cuanto a los aspirantes, Sánchez ha explicado que tendrán que seguir todas las directrices de los tribunales. Entre las novedades, los protocolos recomiendan a los aspirantes llevar una mascarilla de repuesto y a la hora de comunicarse con los miembros del tribunal «se tendrá que hacer siempre desde el sitio y en voz alta».

«Los dos protocolos prevén que si durante las pruebas alguna persona presenta síntomas compatibles con la COVID-19, será aislada en otra aula y llamará inmediatamente a Infocovid», ha asegurado la directora general.