Son Sant Joan registrará este sábado un tráfico de 367 aviones, el mayor en un día en plena pandemia. | Jaume Morey

20

Los hoteleros de Mallorca reabrirán durante las próximas cuatro semanas 200 establecimientos por la evolución de las reservas en Alemania, Suiza, Austria, países nórdicos y el Benelux. El punto de inflexión lo marcará la próxima semana, ya que entre el 17 y el 24 tiene lugar la festividad de Pentecostés (Pfingsten) y ello provocará un incremento espectacular del turismo alemán a la Isla.

El aeropuerto de Palma, debido a esta festividad, registrará la mayor actividad de tráfico aéreo desde marzo de 2020. La previsión de AENA es que entre este domingo 16 y el día 23, haya un movimiento de 2.248 vuelos con origen y destino entre Son Sant Joan y aeropuertos europeos.

Todas las cadenas hoteleras, ante este cambio de coyuntura, han adelantado el calendario de aperturas de establecimientos en la Platja de Palma, Cala Millor, Capdepera, zonas turísticas de Calvià (Peguera, Santa Ponça y Palmanova-Magaluf e Illetes), Can Picafort, Calas de Mallorca, Platja de Muro y Cala d’Or.

Desde las cadenas hoteleras apuntan que este cambio de tendencia y las reaperturas provocará que las empresas saquen del ERTE a más de 10.000 trabajadores del sector de la hostelería.

Noticias relacionadas

«Necesitamos quince días de media para preparar los hoteles y tenerlos operativos, al mismo tiempo nos permite recuperar del ERTE al mayor número de trabajadores. Este es nuestro principal objetivo en la actual coyuntura turística», explican las cadenas, que inciden en que se tiene que potenciar al máximo el plan de vacunación «para ser un destino seguro para todos los mercados europeos, entre ellos el británico».

Ocupación

El aumento progresivo de las reservas y que los países, caso de Bélgica y Holanda, estén anulando todas las restricciones sanitarias «plantea un nuevo panorama turístico, de ahí que los hoteles de Mallorca abiertos estén incrementado sus reservas de ocupación».

De cara a la próxima semana, gracias al Phingsten, desde las cadenas añaden que «los niveles medios de ocupación estarán en torno al 70 %, de ahí que hay que abrir más hoteles para ponerlos en el mercado y que los touroperadores los puedan comercializar, así como nuestros sistemas de reservas online».

El efecto más inmediato de este aumento progresivo de la actividad hotelera es todo lo relacionado con la distribución de productos a los establecimientos turísticos. El presidente de la Asociación de Distribuidores de Alimentos, Bebidas y Limpieza de Balears (ADED), Bartomeu Servera, explica: «La actividad hotelera va a crecer de forma importante en las próximas semanas y esto beneficia a nuestro sector como a la economía de la Isla. Hemos esperado este cambio de coyuntura y tenemos que valorarlo de forma positiva».

Servera critica al Govern por los continuos cambios de con la Ley de Envases: «Ahora parece que lo que se dijo en su momento queda paralizado y estamos como al principio, lo cual genera confusión a los distribuidores, hoteleros y restauradores».

En cuanto al transporte discrecional turístico por carretera, el presidente de esta patronal y de la FEBT, Rafael Roig, puntualizaba ayer: «La actividad va a crecer, pero a diferencia de un año normal lo que va a funcionar es el transporte con furgonetas y no el de autobuses».

Roig reconoció que en estos momentos «las reservas a través de los touroperadores es todavía pequeña, ya que lo que sí está funcionando son las reservas directas y la venta de asientos de avión sin hotel».

Las agencias de viajes receptoras de Mallorca apuntan que todo lo relacionado con las excursiones es nulo «porque la oferta de actividades turísticas no reinicia su actividad en la Isla hasta junio».