El hotel Tobago está situado en Torrenova (Calvià). | Aina Ginard

1

Un juzgado de Palma ha admitido la demanda de la empresa que explota un hotel en Magaluf y reduce un 35 por ciento para 2020 y un 20 por ciento para 2021 el alquiler que tiene que pagar a la propiedad por la crisis derivada de la COVID. Se trata de la primera sentencia en Mallorca que resuelve sobre la aplicación de una cláusula que permite alterar un contrato ante un evento impredecible cuando este se firmó. Antes, este mismo juzgado y la Audiencia Provincial habían acordado limitar de forma cautelar la renta a pagar pero es ahora cuando se decide sobre el fondo.

La sentencia del Juzgado de Primera Instancia 14 de Palma estima de forma parcial la demanda impulsada por Fergusmed, la empresa que explota el Hotel Tobago, un cinco estrellas de Torrenova, frente a Bay Hotels & Leisure, la propietaria. Esta última mercantil ofrecía una rescisión del contrato como alternativa. La magistrada considera «evidente» que se ha producido una circunstancia sobrevenida que no se podía plantear cuando se firmó el contrato y que esta no queda absorbida por la parte de renta variable que paga la explotadora del hotel. «Esa parte se pactó a fin de adaptar la renta a los ciclos económicos, pero en ningún momento para paliar las consecuencias de una crisis económica y sanitaria inimaginable en el momento de la celebración del contrato».

La magistrada valora que, si no se produce una rebaja de la renta fija, las pérdidas para Fergusmed superarían los seis millones de euros y serían nulos para la propiedad. A la vez, señala que la resolución del contrato sólo está prevista «cuando no quepa otra solución para restaurar la reciprocidad de intereses».

A la hora de fijar la rebaja, la sentencia tiene en cuenta hasta tres periciales diferentes y se aparta de la petición principal de la demandante que era no pagar nada por el año 2020. Llega a esa conclusión porque, entonces toda la carga recaería sobre la propiedad y porque varios testigos declararon en el juicio que el pasado ejercicio Fergusmed solo abrió los hoteles que son de su propiedad y la Isla y que desvió hacia ellos las reservas, dado que son en los que está más expuesta.

Con esta base fija en un 35 por ciento la rebaja a partir del momento en el que se estableció el estado de alarma en marzo de 2020 y, para 2021 la deja en un 20 por ciento ante el impacto de las restricciones que aún siguen en vigor. La sentencia puede ser recurrida ante la Audiencia Provincial de Palma.